Se usarán especies autóctonas con la finalidad de conformar un monte periurbano que combine los aprovechamientos forestales con el uso social de los terrenos

El conselleiro del Medio Rural, José González, se acercó esta mañana al ayuntamiento de Vigo para supervisar los trabajos de recuperación y regeneración del potencial forestal en los montes del entorno de la ciudad olívica, que resultaron afectados por los incendios. En su visita estuvo acompañado del director general de Planificación y Ordenación Forestal, José Luis Chan, y del presidente de la Mancomunidad de Montes de Vigo, Uxío González, y los presidentes de las comunidades de montes vecinales al contado común de Valadares, de San Andrés de Comesaña, de Coruxo y de Zamáns.

Durante su visita, José González abogó por una gestión forestal que garantice la multifuncionalidad y sostenibilidad económica, ambiental y social del monte, con un firme propósito de anticipación a los incendios mediante el impulso de especies autóctonas, especialmente de las frondosas.

En este sentido, el conselleiro señaló que gracias al convenio suscrito entre la Consellería, la Mancomunidad de Montes de Vigo y cada una de las comunidades de montes vecinales al contado común afectadas por los incendios de 2017, se está trabajando ya en terrenos de estas cuatro comunidades.

Así, se comenzó en los montes de San Andrés de Comesaña y Zamáns, donde se procederá a plantar casi 11 hectáreas de pino y cerca de 5 hectáreas de frondosas en el primero de los casos y, ya en el segundo, se plantará una superficie de 1,6 hectáreas de frondosas, además de crear cuatro cierres protectores de masa de pino de una superficie de 69 hectáreas.

Por otro lado, el conselleiro informó que se encuentran en fase de adjudicación las labores a desarrollar en los montes vecinales de Coruxo y Valadares y destacó que, estos trabajos, forman parte de la primera fase de un proyecto mucho más amplio. En esta sentido, el titular de Medio Rural destacó que el objetivo es crear un área de ocio en el entorno de la ciudad olívica, con un monte en perfecto estado, con la finalidad de que “sea rentable desde el punto de vista económico, social y medioambiental”, dijo el conselleiro.

Para eso, destacó José González, en los terrenos de estas cuatro comunidades de montes se llevarán a cabo plantaciones de frondosas y coníferas, rareos sobre regenerado de coníferas y realización de cierres para protección del regenerado. Asimismo, también se procederá a la eliminación de brotes de eucaliptos y acacias y al arreglo de infraestructuras forestales. La finalidad, a través de esta colaboración entre la Administración y la Mancomunidad de Montes de Vigo, es conformar un monte periurbano que combine los aprovechamientos forestales con el uso social de unos terrenos que están tan cerca de la ciudad.

Ayudas al sector forestal

En este sentido, señaló el titular de Medio Rural, queda clara la apuesta del Gobierno gallego por un monte multifuncional en el que predominen las especies autóctonas. Por eso, el conselleiro recordó que está abierto el plazo para solicitar las aportaciones para acciones de silvicultura, las destinadas a la elaboración e instrumentos de ordenación o gestión forestal y las ayudas para prevenir daños causados por los incendios.

Además, José González también indicó que este año se convocaron las subvenciones de forestación, que permiten plantar con coníferas y frondosas los terrenos ocupados por eucalipto con diámetro normal medio inferior a 10 cm y de este modo incentivar el cambio de especie en esas zonas, especialmente aquellas áreas de rebrote de pequeños eucaliptos, sobre todo en terrenos afectados por incendios como son los terrenos que hoy se visitaron.