Vigo se prepara para una huelga de basura en plena ola de calor y con los termómetros rozando los 37º

A menos de 48 horas del inicio del paro convocado no ha habido contacto por parte de la empresa para sentarse a negociar

El viernes se aproxima, y lo hace en plena ola de calor, con los termómetros por encima de los 35º de modo regular. Una jornada que no sólo supondrá la víspera del fin de semana, sino que dejará a la urbe a los pies de los caballos si se cumple la huelga de basura anunciada para entonces. Una convocatoria que incluye la limpieza de las playas y que dificultará, de materializarse, el día a día de los vecinos.

A principios de semana se han pactado los servicios mínimos, que incluyen la recogida de basura en puntos vulnerables, es decir, entorno de los centros de salud, escuelas infantiles, centros de mayores, y centros comerciales.

Según ha informado el presidente del comité, Rufino Santalices (CIG), que ha participado hoy en una concentración de protesta ante las oficinas de la concesionaria en Vigo, habrá un camión de recogida de basura por cada turno -mañana, tarde y noche- y un retén de emergencia en la nave de Camposancos por cada turno, formado por conductor, dos peones y una baldeadora, que estarán disponibles para urgencias.

Santalices ha confirmado que, hasta el momento y a 48 horas del inicio de la huelga indefinida, no ha habido contacto por parte de la empresa para sentarse a negociar, algo a lo que están dispuestos los trabajadores «en cualquier momento y a cualquier hora». «Los menos interesados en que haya huelga somos nosotros, como trabajadores, porque perderemos poder adquisitivo, y como ciudadanos, que vamos a padecer las consecuencias con este calor», ha indicado.

La convocatoria del paro indefinido afecta a unos 500 operarios de un servicio que recoge en torno a 350 toneladas de basura cada día en la ciudad olívica.