La primera Operación Kilo se desarrolló este viernes y sábado en los dos Alcampo de la ciudad viguesa y en ella participaron unos 80 voluntarios que facilitaron las donaciones entregadas

Esta ha sido la primera acción solidaria celebrada en 2020 por la ONG, con la que se repondrán los productos básicos que ya habían comenzado a escasear en los almacenes de Vigo y Pontevedra. Tras esta primera Operación Kilo, la próxima tendrá cita este viernes y sábado, 6 y 7 de marzo, con El Zampakilos Solidario promovido en una treintena de establecimientos de la cadena Vegalsa-Eroski.

Para poder seguir llevando a cabo este tipo de acciones tan importantes, la Fundación Provincial Banco de Alimentos necesita la colaboración urgente de 500 voluntarios. Para poder participar y ser voluntario, todas las personas interesadas podrán darse de alta a través de la web (https://www.bancoalimentosvigo.org/about-us/solicitud-de-voluntariado/) o llamado al 986263022. Tal y como señalan desde el Banco de Alimentos, «se trata de regalar cuatro horas de nuestro tiempo a favor de las personas con menos recursos.»

Importancia de las Operaciones Kilo 

Las Operaciones Kilo suponen un gran impulso puesto que, cuando se cumplen casi cuatro meses de la celebración de la Gran Recogida, los pasados 23 y 24 de noviembre, ya hay alimentos de primera necesidad que han sido repartidos.

La ONG, que acaba de cumplir 25 años de actividad, repartió alrededor de 1,8 millones de kilos de alimentos durante 2019, atendiendo a 20.000 personas desfavorecidas en la provincia, a través de las 150 entidades homologadas con las que trabaja.

El Banco de Alimentos, que se caracteriza por ser apolítico y aconfesional, dedica sus esfuerzos a hacer cumplir uno de los derechos humanos más fundamentales: el acceso a una alimentación suficiente, segura y saludable de manera gratuita.  Actualmente, cubre el 35% de las necesidades de las personas a las que ayuda.