Llega la segunda vuelta del MSI en el League of Legends profesional y el representante Europeo, G2, está arrasando.

Hoy a las 10:00 de la mañana estaba en un estado de máxima tensión. Cualquier aficionado de los deportes podrá entender ese estado de inquietud. Pues hoy, mi equipo predilecto del LoL profesional, G2, jugó contra sus rivales más duros del MSI. 

Los campeones de las ligas europea y coreana entraron en el estudio de la ciudad de Busan para tener el primer encuentro de la segunda vuelta. 

Los samurais de G2 llegaron con una racha de 20 victorias contra 0 derrotas desde la mitad de los últimos Playoffs. T1, el equipo de Corea, tenía a sus espaldas un récord de 28 victorias y 0 derrotas. Hoy una de esas rachas iba a terminar. 

No voy a disimular y pretender que los coreanos no eran los favoritos para ganar este encuentro; no en vano el capitán de T1 es apodado «El inmortal» o «Demonio». Lee «Faker» Sang-hyeok es ciertamente un rival terrorífico en la grieta y en el MSI.

El equipo coreano demostró un control absoluto del encuentro durante el early game. Objetivos neutrales, estructuras, asesinatos, T1 dominó todos estos aspectos hasta una singular pelea en el río superior en la que Rasmus «caPs» Borregaard y Sergen «BrokenBlade» Celik diseccionaron y eliminaron a la composición de T1 de forma frenética. 

Los chicos de G2 saludan a sus rivales de T1 tras el encuentro.

En ese momento, y viendo la ventaja de oro de T1, supo a muy poco. No obstante esa pequeña victoria fue el catalizador que llevó al equipo Europeo a la victoria. 

No contentos con derribar a los campeones de Corea, G2 también se dispuso a machacar al equipo Chino; Royal Never Give-up. 

Los chicos de Royal no son un hueso fácil de roer. Li «Xiaohu» Yuan-Hao y sus compañeros han ganado varias MSI, pero al igual que G2, nunca han ganado un mundial. 

Por eso mismo ver a G2 dominar el encuentro fue inesperado y refrescante a partes iguales. No me malinterpreten, RNG vendió cara su vida, y por los primeros 15 minutos, aunque G2 llevaba una leve ventaja, el partido no estaba claro en absoluto. 

En cierto modo fue un encuentro mucho más reñido que el de G2 y T1, aunque los campeones de China no lograron levantar cabeza. 

T1 consigue una victoria aplastante contra el PSG.

El resultado de la serie de hoy terminó en un 2-0 para G2, un 1-1 para RNG, T1 y Evil Genius y un abrumador 0-2 para el PSG; los chicos de Oceanía no lo están pasando bien. 

Queda aún mucho para los mejores de 5, pero el sueño de ver a Europa reclamar una MSI como en 2019 está más vivo que nunca.