Miñambres: «Óscar dio el visto bueno al fichaje de Vadillo»

El director deportivo ha afirmado que el míster quiso llevarse al extremo a Austria en su día.

«Si los jugadores suben su nivel, podrán hacer mejor curso que el año pasado», afirma el director deportivo

Tras un cierre de mercado cercano al esperpento, el director deportivo del Celta, Felipe Miñambres, ha comparecido hoy en rueda de prensa para valorar los últimos movimientos en el seno del club. Unas operaciones que al final se limitaron a la salida de Vadillo y a lo no incorporación de un 9. Sobre la cesión del extremo al Espanyol, donde recala sin haber jugado un minuto en Vigo pese a ficharse en este mercado, Miñambres lo tiene claro: «Óscar dio el visto bueno a su fichaje».

Y pese a todo… Vadillo no jugó ni un minuto y el míster aceptó su salida. Tal vez condicionado por el límite salarial y con la vista puesta en la llegada del ansiado delantero centro, que finalmente nunca se concretó

El director deportivo celeste apuntó que cuando la posibilidad de fichar al extremo, entonces en el Granada, a Óscar le atrajo la idea, y que incluso «se lo lo había querido llevar cuando entrenaba al Red Bull Salzburgo en Austria».

«Yo no hago las alineaciones ni las convocatorias. El técnico consideraba que Álvaro no le estaba dando lo que él pretendía, que había otros jugadores que le podían dar más», añadió al ser cuestionado por la falta de minutos del extremo.

Pese a todo, la salida de Vadillo activó «cuatro o cinco operaciones» para fichar a un delantero, pero finalmente «por unas cosas u otras no acabaron de cuadrar». Nada se concretó, aunque Miñambre considera que «este mercado no ha sido un fracaso».

Lo cierto es que el Celta se ha quedado sin Rafinha, Smolov y Bradaric, cedidos la pasada campaña, y ha recuperado a Mor, siempre con un interrogante, además de sumar a Tapia y Baeza, Vadillo aparte. Con dos porteros lesionados y el tercer guardameta defendiendo la portería, Miñambres ve el vaso medio lleno: «Si los jugadores suben su nivel, podrán hacer mejor curso que el año pasado». Eso espera la afición, con el susto aún en el cuerpo tras aquel agónico desenlace que condenó, tal vez injustamente, al Leganés.