La Xunta destaca el compromiso con Galicia de empresas como Calvo y su labor responsable y respetuosa con el medio ambiente

La titular de Mar subraya que las mejoras en la habitabilidad que implican las renovaciones de flota son fundamentales para impulsar el relevo generacional en el sector y hacer más atractivo el trabajo en la pesca

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, destacó hoy el compromiso con Galicia de empresas como Calvo y su apuesta constante por los profesionales de la comunidad, lo que contribuye a que sea una región de referencia mundial en el ámbito de la pesca. La titular de Mar destacó especialmente la confianza mostrada en la situación actual, con las dificultades económicas derivadas de la alerta sanitaria por el coronavirus, y agradeció las inversiones realizadas para seguir avanzando y desarrollando una actividad responsable y respetuosa con el medio ambiente.

La representante del Ejecutivo gallego ensalzó la labor del grupo Calvo durante la visita a su nuevo atunero cerquero, el Monteraiola, un buque de última generación de 77 metros de eslora y unas 1.000 toneladas de capacidad que construyó el astillero vigués Construcciones Navales P. Freire. Se trata del primer buque puesto en servicio en el marco del plan de renovación de la flota de esta empresa, que prevé sustituir los barcos más antiguos por otros modernos y eficientes garantizando así su capacidad de suministro de materia prima de calidad de manera sostenible.

Dia das Letras Galegas

Rosa Quintana incidió en que la renovación de la flota implica la instalación de las últimas tecnologías y también mejoras en la habitabilidad -mayor confort y mejores condiciones de vida a bordo-, un aspecto que subrayó como clave para impulsar el relevo generacional haciendo más atractivo el trabajo en la pesca. Por eso, destacó la necesidad de extender este tipo de mejoras a todas las flotas.

La titular de Mar destacó la importancia de la apuesta por el social que supone la renovación de la flota de Calvo pero también lo que implica en el ámbito económico así como en el medioambiental. El Monteraiola aspira a conseguir la certificación Atún Pesca Responsable que avala el cumplimiento de los mejores estándares para la pesca de atún de cerco, de manera responsable y sostenible, lo embarque de observadores independientes a bordo y el cumplimiento de las condiciones laborales, sanitarias y de seguridad de los trabajadores establecidas tanto en la normativa nacional como internacional.

Empresas gallegas

La construcción del Monteraiola se realizó en el astillero Construcciones Navales P. Freire, por lo que la titular de Mar también agradeció a los responsables del grupo Calvo el compromiso demostrado con el tejido empresarial gallego al darle carga de trabajo al naval de la comunidad e impulsar la economía de Galicia.

La flota del grupo Calvo está compuesta en la actualidad por 12 embarcaciones -siete atuneros, dos mercantes y tres buques de asistencia- en los que trabajan más de 400 tripulantes. La compañía cuenta con más de 4.500 empleados en todo el mundo y vende sus productos en alrededor de 70 países. Entre sus objetivos está ofrecer alimentos saludables y de calidad a los consumidores, apostar constantemente por la innovación en sus procesos y poner a las personas en el centro de su actividad.