Fernández-Tapias reitera al alcalde por carta que agilice la formalización del convenio porque de no hacerlo sería inviable a licitación del proyecto de construcción y supondría la pérdida de la dotación económica prevista en los Presupuestos la Xunta de este año

La delegada territorial señala que el Gobierno gallego continúa avanzando en el proceso para hacer realidad lo antes posible esta infraestructura educativa esencial para la ciudad

El anteproyecto de edificación, que estará concluido a finales de octubre, es la fase en la que se fijan los aspectos funcionales, constructivos y económicos de la obra

La delegada territorial de la Xunta de Galicia en Vigo, Marta Fernández-Tapias, informó hoy de que el Ejecutivo autonómico tiene ya contratado el anteproyecto de construcción y el estudio topográfico del nuevo instituto IES de Navia, mientras sigue a la espera de que el Ayuntamiento vigués formalice el convenio para la cesión de los terrenos, condición necesaria para su ejecución.

Así pues, la Administración gallega continúa con la hoja de ruta para avanzar en esta nueva infraestructura educativa que supondrá una inversión estimada de 12  M€ de fondos autonómicos. “En estos momentos -advirtió Fernández-Tapias- el anteproyecto es el único paso adelante que puede ir dando la Administración autonómica mientras el Ayuntamiento no firme dicho acuerdo”.

El anteproyecto de edificación, que estará concluido a finales de octubre, es la fase en la que los técnicos fijan los aspectos funcionales, formales, constructivos y económicos de la obra con el objeto de proporcionar una primera imagen global de la misma y establecer un avance presupuestario. Esto es, se trata de un croquis de una solución constructiva concreta posterior al estudio preliminar previo de necesidades, que ya se está ultimando.

Paralelamente, a través de una misiva, la delegada territorial viene de solicitar al alcalde que agilice la formalización del convenio para la puesta la disposición de los terrenos y, de este modo, poder continuar con la licitación y redacción del proyecto constructivo y la adjudicación de las obras. Tal y como le recuerda Fernández-Tapias al mandatario vigués, “a no firma del mismo haría inviable a licitación del proyecto de construcción y la te conseguí pérdida de la dotación económica prevista en los Presupuestos la Xunta de este año, lo que pondría en riesgo el proyecto”.

Hace falta recordar que el pasado 28 abril la Xunta de Galicia remitió al Ayuntamiento vigués la propuesta de un convenio de colaboración para la cesión de terrenos que ahora ya son propiedad del Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS), así como para garantizar los permisos municipales necesarios para acometer las obras.

Compromiso firme

El encargo del anteproyecto de edificación es una prueba más del compromiso del Gobierno gallego con esta infraestructura para a cuál ya se dispone del instrumento urbanístico y del presupuesto. A partir de ahora, para agilizar los trámites y proceder lo antes posible a la licitación del proyecto, hace falta la colaboración por parte del Ayuntamiento de Vigo, que debe adherirse a la propuesta de convenio que le fue remitida hace meses.

De acuerdo con el plan funcional inicial, el nuevo instituto tendrá capacidad para alrededor de unos 700 alumnos y ocupará una superficie total de cerca de 8.200 metros cuadrados construidos sobre una parcela de 12.576 metros cuadrados totales

Esta nueva infraestructura estará diseñada siguiendo las especificidades académicas, tecnológicas y de sostenibilidad recogidas en el Plan de Nueva Arquitectura Pedagógica de la Xunta para todas las actuaciones que se acometen en centros educativos.