La Valedora do Pobo pide explicaciones al Gobierno de Abel Caballero por negar el acceso a documentos públicos al Partido Popular de Vigo

María Dolores Fernández Galiño admite a trámite sendas quejas presentadas por el concejal Fernando G. Abeijón sobre los contratos menores de 2023 y el plan de emergencias de la Navidad

La representante del pueblo ya reprendió al Ejecutivo socialista por sus trabas al control político hace poco más de un año, a finales de 2022

El Gobierno de Abel Caballero ha vuelto a hacer gala de su “opacidad” y “falta de transparencia”, tal y como ha denunciado este miércoles el concejal Fernando G. Abeijón. El grupo municipal del Partido Popular ha tenido que recurrir nuevamente a la Valedora do Pobo para que el Ejecutivo local le facilite documentos públicos que los socialistas “parecen querer ocultar”. Documentos relativos a los contratos menores de 2023, y al nombramiento y posterior renuncia del director del plan de emergencias de la Navidad.

Ante el silencio municipal, el edil del PP de Vigo ha presentado dos quejas ante la Valedora do Pobo, que han sido admitidas a trámite. En su respuesta al concejal popular, esta representante ha informado de que pedirá explicaciones al Gobierno de Vigo para que intente argumentar por qué niega el acceso a estos documentos.

Por un lado, el Ejecutivo de Abel Caballero no ha proporcionado diferentes contratos menores firmados en 2023 con varias compañías, profesionales o entidades. “En algunos casos, encontramos más de 25 o 30 contratos concedidos a una misma empresa”, advierte Abeijón.

Por otro, “obstaculiza la labor de la oposición”, que quiere clarificar qué ocurrió con el nombramiento y posterior renuncia del responsable del plan de emergencias de la Navidad de Vigo. Una situación que ha suscitado polémica en los medios de comunicación. “Como siempre en estos casos, nos preguntamos qué oculta el Gobierno de Abel Caballero para impedir el acceso a esta documentación”, incide el edil popular. Fernando G. Abeijón recuerda que los socialistas vigueses son “reincidentes”. Ya fueron reprendidos hace poco más de un año por la Valedora do Pobo por el mismo motivo. Por aquel entonces, María Dolores Fernández Galiño avisaba, literalmente, de que la actitud del ejecutivo municipal no era “más que un pretexto para impedir el control político”. Algo que vuelve a suceder ahora.