La Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Vithas Vigo, reconocida con el diploma “best practice” en vitrificación   

La rápida y correcta vitrificación evita que se formen cristales  de hielo en el embrión y el ovocito en el momento de su congelación, lo que permite preservar intacta su calidad  

Al mismo tiempo, la bióloga de la unidad Inés Rossier obtuvo el certificado de embrióloga clínica de ASEBIR  

El laboratorio de la Unidad de Reproducción Humana Asistida del Hospital Vithas Vigo ha sido reconocido con el diploma “best practice in vitrification recognition 2023” (Reconocimiento de buenas prácticas en vitrificación 2023). La correcta y ultrarrápida vitrificación evita que se formen cristales de hielo en el embrión o en el ovocito en el momento de su congelación, lo que redunda positivamente en la conservación de su calidad, y, por tanto, en sus posibilidades de viabilidad.  

El diploma “best practice in vitrification recognition 2023” lo concede la empresa Kitazato, considerada la más prestigiosa del sector a nivel mundial pionera en el suministro del medio y del soporte de vitrificación. Esta empresa es la autora del llamado Método Cryotop, el protocolo más utilizado en todo el mundo para la vitrificación.  

La congelación de los embriones y ovocitos se realiza mediante un protocolo que, en total, dura entre 12-15 minutos. Esta congelación a velocidad ultrarrápida y el uso de crioprotectores hace que no se formen cristales de hielo en el interior de las células, lo que, a su vez, permite que una vez descongelados, también siguiendo el estricto protocolo establecido, tanto el embrión como el ovocito permanezcan inalterados en su estructura tanto del citoplasma como del núcleo. 

El número de ovocitos que puede vitrificar cada mujer dependerá, de su reserva ovárica y de la calidad de los mismos, siendo la edad el factor más importante. La edad de la mujer influye ya que esa es la tendrá el ovocito en el momento de su descongelación y a medida que esta aumenta se pierde cantidad y calidad ovocitaria. 

Laboratorio certificado 

Al mismo tiempo, una de las biólogas del laboratorio de la Unidad de Reproducción Humana Asistida, Inés Rossier Montero, acaba de obtener el certificado que la acredita como embrióloga clínica de la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción Humana (ASEBIR).  

Con este título, las dos biólogas del laboratorio de la Unidad de Reproducción Asistida de Vithas Vigo están acreditadas en esta práctica, ya que Beatriz Rodríguez Iglesias  posee el título europeo de embrióloga clínica que emite la Sociedad Española de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE).  

En España no es legalmente exigible este título para poder trabajar  en un laboratorio de reproducción asistida, pero supone “una garantía de calidad para las usuarias de que estamos capacitadas para desarrollar correctamente nuestro trabajo”, asegura Inés Rossier.  

Según la directora de la Unidad de Reproducción Humana Asistida, la ginecóloga y obstetra Naira González López, el doble reconocimiento que ha recibido la unidad en las últimas semanas, “certifica que estamos haciendo bien las cosas”; y resalta que las dos profesionales del laboratorio de la unidad, “son expertas en  biopsia embrionaria y diagnóstico genético y en diagnóstico no invasivo, lo que marca una diferencia significativa con otros laboratorios que se ven obligados a externalizar estos servicios”.  

Amplia cartera de servicios 

La labor de los profesionales de embriología clínica en un laboratorio de reproducción asistida no sólo se centra en el proceso de fecundación in vitro, sino que también incluye una amplia cartera de servicios, entre las que destaca que son especialistas en consejo genético y en diagnóstico genético preimplantacional. 

Así, el Hospital Vithas Vigo ofrece una consulta de consejo genético con la que las futuras madres podrán minimizar las posibilidades de transmitir enfermedades genéticas de cualquiera de los dos progenitores a sus futuros hijos. 

Asimismo, los embriólogos son los encargados de realizar el diagnóstico genético preimplantacional (DGP) que consiste en analizar genéticamente los embriones procedentes de un ciclo de fecundación in vitro. Esta técnica permite analizar alteraciones de tipo cromosómico o monogénicas, responsables de enfermedades como abortos o síndromes con malformaciones congénitas (Síndrome de Edwards, síndrome de Patau o síndrome de Down) o de una mutación puntual en un gen, que ocasiones patologías como la hemofilia, la fibrosis quística, atrofia de medula espinal, síndrome de X frágil, entre otras. 

La presencia de Vithas en Galicia 

La presencia del grupo Vithas en Galicia se centra en el Hospital Vithas Vigo, el Centro Médico Vithas Pontevedra, la clínica Vithas Cadarso, y los laboratorios centrales de Vithas Red Diagnóstica. El Hospital Vithas Vigo, fundado en 1963, cuenta -actualmente- con una superficie de 25.000 metros cuadrados y pone a disposición de sus usuarios un equipamiento sanitario de excelencia que incluye 78 camas, 30 consultas, 11 quirófanos (uno dotado con robot quirúrgico Da Vinci y otros 2 dedicados a CMA) 7 puestos de UCI, dos piscinas de hidroterapia, tres gimnasios y 28 cabinas de fisioterapia.  

Dispone de una treintena de especialidades médico-quirúrgicas, así como Unidades superespecializadas. Destacan el Instituto de Cirugía Robótica y el Cardiovascular, las Unidades de Reproducción Asistida, de Lesionados de Tráfico, de Mama, y de Sobrepeso y Obesidad -única privada acreditada por la SEEDO en Galicia-.  

La presencia de Vithas en Galicia se completa con el Centro Médico Vithas Pontevedra -que ofrece una veintena de especialidades-, Vithas Clínica Cadarso -un referente oftalmológico con especialistas en cirugía refractiva para miopía, astigmatismo, hipermetropía y presbicia y vista cansada; glaucoma, cataratas, patología de retina y vítreo, ojo seco, oftalmología y estrabismo pediátricos, así como rejuvenecimiento de la mirada y oculoplastia- y cinco centros de Vithas Red Diagnóstica en Vigo -tres-, Pontevedra y A Coruña.