La FEMP aplaza la junta de gobierno ante una nueva propuesta de Hacienda para el uso de los remanentes municipales

Junta de Gobierno telemática de la FEMP.

El Ministerio plantea entregar 5.000 millones en dos años con cargo a presupuesto a los ayuntamientos a cambio de que éstos entreguen sus superávits (14.000 millones), que serían devueltos en 10 años

Sólo podrían acceder al reparto inicial los municipios que acepten esa cesión de remanentes

Más tiempo para analizar una nueva propuesta sobre los remanentes municipales -ese dinero recaudado y nunca ejecutado que la ley impide disponer libremente en estos momentos-. Eso es lo que ha decidido finalmente hoy la Federación Española de Municipios y Provincias – FEMP que, con Abel Caballero a la cabeza, debería haber abordado la propuesta del Gobierno central en su su Junta de Gobierno Extraordinaria.

Un planteamiento al que el municipalismo llegaba dividido, y que pasa por recaudar la totalidad del remanente de los ayuntamientos, sin intereses, devolver una parte en los próximos dos años, y el resto en un plazo de otros diez. El gobierno central conseguiría así financiación inmediata y a coste cero -14.000 millones de euros suman esos remanentes-, ofreciendo a cambio una forma de salvar las limitaciones de la actual ley del techo de gasto.

Limitaciones que, sin embargo, ya se han salvado de modo directo estos meses aplicando excepciones a dicha regla de gasto como la autorización para el uso de una parte de ese superávit -alrededor de 300 millones en toda España- para gasto social; o la validación del 7% en la compra de vehículos no contaminantes para los servicios públicos.  

Ante la fractura en el seno de la FEMP -que afecta a los propios socios de gobierno, PSOE y Unidas Podemos-, el Ministerio lanza ahora una segunda propuesta, similar a la primera y con un mínimo matiz: ofrece a los ayuntamientos una aportación de 5.000 millones con cargo a presupuestos -2.000 este año y 3.000 el próximo-, mientras que mantiene la propuesta de los remanentes y su devolución a 10 años.

Eso sí, este nuevo fondo sería exclusivamente para los ayuntamientos que pongan el remanente a disposición del Gobierno. Una cuestión que plantea otro tipo de dudas como, por ejemplo, qué pasaría con aquellas corporaciones locales que no dispongan de remanente, y que han sufrido igualmente los efectos de la pandemia.

Preguntas por analizar y resolver que han derivado, por ahora, en el aplazamiento de esa Junta de Gobierno Extraordinaria hasta el próximo lunes a las 9 de la mañana. De fondo, muchos millones de euros para impulsar la reconstrucción económica y social. En el caso de Vigo, el ayuntamiento tiene en caja en estos momentos unos 100 millones de euros de dinero recaudado y no ejecutado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí