La estación de autobuses muda su piel: centro intergeneracional

Infografía del futuro centro intergeneracional.

La antigua terminal se transformará en un espacio que suma guardería y centro de día

El edificio será autosuficiete al estar alimentado por placas fotovoltaicas

La antigua estación de autobuses de Vigo -foco de polémica en los últimos meses entre Xunta y Concello- cambiará de piel si nada se tuerce para transformarse en un moderno centro intergeneracional que albergará, simultanemente, una guardería y un centro de día. Un ambicioso proyecto que permitirá rehabilitar una infraestructura que los años y la futuro estación intermodal habían dejado entre arrinconada y olvidada.

- Publicidad -
Centaurus Box Vigo Cross Training

El cambio de usos del edificio ha sido aprobado hoy por el Consello de la Xunta, en donde el presidente Feijóo ha apuntado, como principales beneficios, hacia los dos objetivos expuestos: dotar de más plazas para niños y ancianos a Vigo y recuperar un «edificio emblemático». Y todo esto se apostando por el autoabastecimiento energético de un complejo que incorporará placas fotovoltáicas.

En el interior habrá 80 plazas del centro de día y 82 de la guardería.

A la espera de que no haya futuras trabas -el Concello considera que el uso del suelo lo decidirá el futuro PXOM aún por redactar-, el edificio de la Avenida de Madrid sufrirá un cambio sustancial, comenzando por el color: del rojo al blanco. En el interior, 80 plazas para la atención de los ancianos y otras 82 para los más pequeños. Todo ello acompañado de espacios ajardinados tanto dentro como fuera de la estructura.

El proyecto estará impulsado por la Consellería de Política Social y se convertirá en el segundo centro intergeneracional de Galicia, tras el pionero puesto en marcha en A Farixa (Ourense).

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.