FANTASMAS AZULES

María es una periodista madrileña que acaba de romper con su novio, y no tiene claro lo que quiere hacer con su vida. Por ello pide a su empresa que le manden de corresponsal al sitio que nadie quiere. Y acaba en Afganistán. Su ya exnovio, preocupado por ella, pide a un amigo suyo, traductor para la ONU, que esté un poco atento a ella. Hasta que un día, María desaparece.

Autor: Paula FARIAS – Editorial: ALIANZA EDITORIAL. MADRID, 2021 – Páginas: 144 – Género: Misterio, fenómenos extraños. Público: Adultos


Cayó en mis manos, casi de casualidad, este pequeño libro (144 páginas solamente, se lee en un par de horas), y aunque no es propiamente el tipo de libro que me gusta, como es corto, lo leí. Y me quedó buen sabor de boca, pese a todo.

La autora, Paula Farias (Madrid, 1968) es una médica (se dice así, consulta el diccionario) muy conocida a nivel internacional, sobre todo por su faceta de colaboradora humanitaria. Ha trabajado con Greenpeace en varias expediciones, y pertenece a la ONG “Médicos sin Fronteras”, que presidió entre 2015 y 2017. Ha escrito varias novelas sobre su experiencia en zonas de conflicto. En este caso, el conflicto le sirve para entregar una novela en parte de fantasía, pero también costumbrista, un relato sobre el papel de la mujer en esas sociedades, y sobre el choque cultural cuando las visitas por primera vez.

Leyéndolo, tenía la impresión de estar ante una poesía. Poesía en prosa. La autora, sobre todo cuando nos entrega las reflexiones de María, se deja llevar por una descripción alegórica de situaciones y momentos, dulcificando algunas situaciones duras y difíciles con descripciones de gran belleza. Asimismo, presenta personajes complicados pero con un gran calado humano: primero, la propia María, desencantada madrileña pero observadora sorprendida de la realidad afgana. También Mahmud, el guerrillero huido con un corazón tan grande como su cuerpo. Sin olvidar a la maravillosa Mister Marta (no preguntes).

En Afganistán, las mujeres habitualmente van vestidas con su burka azul y totalmente cubiertas. Y a veces desaparecen; se van, sin que nadie sepa dónde (suponemos que son los casos de mujeres que huyen, o que tristemente sufren maltrato y a veces sus vidas acaban de forma violenta). La mitología afgana dice que esas mujeres aparecen de vez en cuando, en forma de fantasmas azules. Ese mito sirve para titular el libro, y para mostrar la realidad de la mujer en Afganistán.

El libro es breve. Esta reseña, necesariamente, lo es también. Pero honradamente, merece la pena.