El Puerto de Vigo se alza por segunda vez con el “Óscar del Medioambiente”

El proyecto “Living Ports” competía contra las propuestas presentadas por los puertos de Rotterdam, Hamburgo, Vancouver y la cooperación de puertos de Gladstone (Australia)

El proyecto “Living Ports” del Puerto de Vigo ha ganado este miércoles el Premio Mundial a la Sostenibilidad, organizado por la Asociación Internacional de Puertos (IAPH) y conocido popularmente como los “Oscar del Medioambiente”.

La Asociación Internacional de Puertos (IAPH) seleccionó el proyecto del Puerto de Vigo como uno de los mejores del mundo en la categoría de “Infraestructuras sostenibles”, donde competía contra las propuestas presentadas por los puertos de Rotterdam, Hamburgo, Vancouver y la cooperación de puertos de Gladstone (Australia).

El proyecto presentado por la institución presidida por Jesús Vázquez Almuiña recibió el beneplácito por parte de un jurado de expertos que evaluó las diferentes propuestas, tras lo que presentó los tres mejores proyectos, por cada una de las seis categorías, para su votación pública.

El resultado de la evaluación del jurado (70%) y del voto del público (30%) determinaron conjuntamente los ganadores por cada categoría, que se anunciaron esta madrugada en el marco de la Conferencia Mundial de Puertos de la IAPH, que tuvo lugar en Vancouver.

Cabe recordar que el Puerto de Vigo ya obtuvo este prestigioso galardón hace dos años en la categoría de “Diálogo con la comunidad y la ciudad portuaria” con el proyecto “Peiraos do Solpor”.

Un proyecto de toda el Área Metropolitana

Los encargados de recoger el galardón han sido el jefe del Departamento de Sostenibilidad, Carlos Botana, y el jefe de División de Proyectos y Obras, Gerardo González. Durante su discurso, Botana agradeció tanto a la Asociación Internacional de Puertos como al jurado el hecho de “volver a confiar en el Puerto de Vigo”, en los que consideró, son “los premios más prestigiosos en materia de puertos”.

De igual forma, recordó que este reconocimiento es fruto del “trabajo conjunto” de todo el equipo de la Autoridad Portuaria y su “apuesta decidida por las infraestructuras verdes”, así como de los socios del proyecto: ECOncrete, la Universidad de Dinamarca, el astillero vigués de Cardama y la Unión Europea, a través de los fondos Fast Track Innovation.

Según explicó, “este proyecto trata sobre un nuevo concepto que apuesta por construir en verde las infraestructuras portuarias y por la integración de los puertos en el ecosistema y en la ciudad”. “Hace años se empezó a hablar de arquitectura verde y sostenible y ahora es el momento de infraestructuras portuarias o muelles verdes y ecológicos”, añadió, al tiempo que, en el caso concreto del proyecto “Living Ports”, la institución que preside Vázquez Almuiña ha querido “dar un paso más” y crear un observatorio submarino para “mostrar lo que ya se ha demostrado con los científicos”.

Por último, el responsable de Sostenibilidad del Puerto de Vigo destacó que “Living Ports” es “un proyecto de todos los ciudadanos del Área Metropolitana de Vigo” y, por este motivo “queremos compartir con ellos este premio”, ya que “gracias a su apoyo, hemos vuelto a lograr la máxima distinción en materia medioambiental”.

El proyecto

“Living Ports” es un proyecto financiado por la Comisión Europea Horizonte 2020 enmarcado en la estrategia de Crecimiento Azul (Blue Growth) del Puerto de Vigo y en consonancia con el Pacto Verde de la UE, la Directiva Marina y la Estrategia de Biodiversidad para 2030.

El proyecto está diseñado para catalizar un cambio fundamental en las operaciones de la industria de infraestructura costera y marina (CMI), al alejarse de la tradicional construcción gris obsoleta y apostar hacia una infraestructura inclusiva con grandes beneficios estructurales, ambientales y socioeconómicos.

El consorcio que lleva a cabo este proyecto está formado por cuatro socios de tres países: ECOncrete, un proveedor de tecnología israelí para soluciones ecológicas; el Puerto de Vigo, uno de los puertos más verdes de Europa; el astillero vigués de Cardama; y los Institutos de Ingeniería Civil y Recursos Acuáticos de la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU).

El presupuesto total del proyecto asciende a 3.117.618€, de los cuales la EU financia 2.484.293 €.

Dos actuaciones en el Puerto de Vigo

“Living Ports” contempla dos actuaciones en el Puerto de Vigo: una en la dársena de A Laxe, frente al edificio de Portocultura, y otra en la escollera de la Terminal Ro-Ro de Bouzas.

En cuanto a la primera actuación, en pleno centro de la ciudad, antes de que finalice el año se instalará un observatorio submarino de 310 m2 diseñado por el astillero vigués de Cardama, que servirá para observar la flora y fauna marina existentes en el Puerto de Vigo y que colonizará las estructuras de hormigón ecológico de más de 300 m2 que se instalarán sobre la pared del muelle y que está diseñando actualmente la firma ECOncrete. Asimismo, se colocarán 100 piezas intermareales de este material, que proporcionarán una mejora en la estabilización costera y crearán nuevos hábitats marinos. Esta actuación se completará con 4 pantalanes flotantes y 2 pasarelas de acceso. Se trata de una herramienta de observación y monitorización única con objetivos recreacionales, divulgativos, educacionales y de concienciación ciudadana.

Respecto a la segunda intervención, la que tendrá lugar en el paseo que rodea la Terminal de coches de Bouzas, el proyecto “Living Ports” contempla la instalación de un centenar de unidades de CoastaLock, la primera pieza de hormigón diseñada por la firma israelí con principios ecológicos-biológicos.

El proyecto contempla, además, una monitorización durante 2 años tanto estructural como biológica de las piezas instaladas en ambas zonas, que será realizada por la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU) y, adicionalmente, se llevará a cabo una monitorización del sonido subacuático en las áreas con y sin piezas ECOncrete, que mostrarán el impacto de esta tecnología y de la vida marina en el Puerto.