El PP municipal sospecha de irregularidades en la concesión de licencias al amparo de la aprobación inicial del PXOM

Marnotes en rueda de prensa.

El portavoz popular Alfonso Marnotes avisa que la Ley de Suelo es “muy clara” y exige un informe sobre la legalidad de las licencias concedidas en ámbitos donde el nuevo plan urbanístico no coincide con el vigente

El portavoz municipal del PP en el Ayuntamiento de Vigo, Alfonso Marnotes, reclamó hoy en la Gerencia de Urbanismo garantías de las licencias que se están concediendo al amparo de la aprobación inicial del Plan Xeral de Urbanismo (PXOM), para lo que exigió un informe sobre su legalidad ante las sospechas de que se pudieran estar cometiendo irregularidades.

Según expuso el edil, se están concediendo autorizaciones de edificación en ámbitos que el nuevo plan clasifica como suelo urbano no consolidado, suelo urbanizable e incluso de viviendas en suelo rústico. En este sentido, avisa que la Ley de Suelo es “muy clara” y advierte de la “inseguridad jurídica” que supondrían estos permisos en ámbitos que cambian su clasificación.

Apeló así a la mala experiencia viguesa, en clara alusión al PXOM anulado por el Supremo en 2015, y con el objetivo de “evitar problemas a futuro”, exigió a la concejal de Urbanismo, María José Caride, que avale la legitimidad de estas concesiones. Concretamente se refirió a dos promociones que se encontrarían en esta situación, una en Ramón Nieto y otra en la Plaza de España.

El edil popular argumentó que el acuerdo de aprobación inicial del documento urbanístico determina la suspensión de licencias en aquellos ámbitos en los que se modifica la ordenación vigente (1993 e Instrumento de Ordenación Provisional), extremo que estaría incumpliendo la concejala socialista al otorgar permisos en localizaciones donde estaría anulada la licencia directa y que exigirían el desarrollo de un Peri o un Plan Parcial. 

Al hilo, subrayó que a día de hoy están suspendidas la mayor parte de las licencias en la ciudad por incompatibilidad entre ambas ordenaciones, como así consta el grueso de los expedientes, “aunque no en todos”. “Queremos garantías de que estas licencias son legales, despejar cualquier duda y máxima transparencia en este asunto”, sentenció Marnotes.