El Ayuntamiento niega la cesión de locales para el programa ‘Vigo Crea’ de la Xunta porque «descapitaliza» el Consorcio Casco Vello

La administración autonómica lamenta que el Concello impida una inversión de más de 1,2 millones

El continuo choque entre la administración autonómica y local vuelve a perjudicar a Vigo. En este caso, ha sido el Ayuntamiento el encargado de romper la baraja; y lo ha hecho a lo grande: los ediles Carlos López Font y Javier Pardo han abandonado la reunión del Consejo de Administración del Consorcio Casco Vello, en el que debía aprobarse la propuesta de cesión de locales a entidades culturales, turísticas y sociales para llevar a cabo el programa ‘Vigo Crea’.

Los socialistas han justificado esta ruptura para no ser «cómplices de una maniobra política urdida a espaldas de los representantes del Ayuntamiento» y que sólo implica, apuntan, la «descapatilzación» del organismo.

La propuesta inicial de la presidencia del Consorcio, ejercida por Corina Porro, era la de ceder gratuitamente esos 15 locales a la Axencia Galega de Turismo para que ésta, a su vez, los cediera a entidades sin ánimo de lucro y a la Universidad. Sin embargo, las críticas del gobierno vigués, denunciando que el Consorcio iba a «regalar» locales a la Xunta, motivaron que Porro presentase una enmienda en la reunión del Consejo.

Tras no salir adelante la propuesta, Corina Porro convocó a los medios para lamentar que el Ayutamiento impida a la Xunta de Galicia invertir más de 1,2 millones de euros en un espacio cultural «novidoso y dinámico, que contribuye además a la rehabilitación de un nuevo inmueble en Berbés, 7 (que albergaría la futura sed del CGAC) y a la dinamización del barrio histórico.

«Es lamentable y para mí hoy es un día triste, subrayó Corina Porro, muy crítica con que se
impida sacar adelante un proyecto avalado «por un proceso impecable desde el punto de vista jurídico, técnico y fiscal». «Pese a mis concesiones, estipulando una cesión de uso de los locales con contribución por parte de la Agencia Gallega de Turismo, los concejales del PSOE tenían órdenes de oponerse», informó la presidenta del ente rehabilitador, quien explicó que propuso una enmienda al expediente tras conocer por los medios de comunicación la oposición del gobierno de Caballero.

Según explicó, la Agencia Gallega de Turismo actuaría como mediador público, sustituyendo así a la figura del agente personal que suscitó reticencias en su día, aportando
una contribución anual de 24.816 euros (+IVA), a razón de 2 euros el metro cuadrado.

También se negaron a votar por separado, indicó la delegada, la cesión a la Xunta del edificio de Berbés 7 que albergaría la futura sed del CGAC; «quedó claro nuevamente que el gobierno de Caballero no quiere o no le interesa que la Xunta invierta en Vigo». «Torpedea cada inversión, cada proyecto que no sea autoría suya», resumió.

En cuanto a la alternativa que propuso el Ayuntamiento a la cesión de estos locales a la Xunta de Galicia, la presidenta del CCVV y representante autonómica en la ciudad, ironizó sobre el hecho de que «directamente no existe». «Critican que le regalemos los locales a la Xunta y ahora piden que se los regalemos al Ayuntamiento, pero sin una idea clara, sin proyecto, sin nada de nada», apuntó molesta con que no había salido adelante una propuesta que claramente beneficia a la ciudad, ya que los estatutos del Consorcio Casco Viejo de Vigo recogen la unanimidad.

2 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.