El gobierno local de Vigo reclama ahora las banderas azules entregadas en el acto de Cíes al que no quiso asistir

Feijóo izando la bandera azul de Rodas.

El Concello se comunica con la Xunta para solicitar las enseñas, señalando la imposibilidad de acudir a la entrega realizada en Rodas, a la que Caballero afirmaba no haber sido invitado

El gobierno local de Vigo ha reclamado esta semana las banderas azules que no pudo, o no quiso, recibir la semana pasada, en el acto programado con este motivo en la playa de Rodas, en Cíes, al que asistieron decenas de alcaldes, y al que el regidor vigués no acudió por, supuestamente, no haber sido invitado por la Xunta.

Una justificación desmontada al día siguiente por la propia delegada autonómica en la ciudad, Marta Fernández-Tapias, que hacía pública la cadena de mails remitida al Ayuntamiento de Vigo, y a su alcalde, para que asistiese al mencionado acto.

Ahora, apenas cinco días después, el propio ejecutivo municipal reconoce, de modo implícito, que la falta de invitación no era el motivo. Y lo hace reclamando esas banderas azules que no quiso recibir mediante un oficio en el que, como apuntan fuentes de la administración autonómica consultadas por este diario, señala que la petición obedece a la «imposibilidad de asistir al acto», por lo que la invitación sí que existió realmente.

La Xunta responde a este oficio invitando al Gobierno local a recoger las banderas, «como es habitual, en la Dirección Xeral de Patrimonio Natural, en San Lázaro (Santiago de Compsotela)».

«En primer lugar, permítame trasladarle que lamentamos que el Concello de Vigo no pudiese estar presente en el acto de entrega celebrado el pasado viernes para, entre todos, poner en valor los recursos naturales de Galicia. Como bien sabe, ya le trasladamos, en reiteradas ocasiones el interés de la Xunta de Galicia en que pudiese participar en el evento algún representante municipal«, reza el escrito dirigido a la concelleira de Medio Ambiente de Vigo, Nuría Rodríguez, en el que se recuerda también que la bandera azul de la playa de Rodas «fue izada en el acto de entrega de distintivos, como es tradición».

Cabe recordar que a este acto, presidido por Núñez Feijóo, asistieron numerosos alcaldes de toda Galicia, y no lo hizo Abel Caballero, pese a ser, además de alcalde de Vigo, presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias. Una ausencia que el propio regidor vigués quiso justificar ese mismo día cargando contra el izado de bandera llevado a cabo por Feijóo en la playa de Rodas, argumentando que el acto se hizo «sin invitar ni pedir permiso al alcalde».

Sin embargo, la delegada autonómica en Vigo, Marta Fernández-Tapias, no dudó en desmontar al día siguiente esta excusa, enumerando todas las gestiones realizadas para contar con la presencia de Caballero en las Cíes. Estas comenzaron por un correo electrónico enviado el 9 de junio y en el que se reiteraba la invitación realizada el día 2. El email del destinatario era alcaldia@vigo.org, y la notificación y reporte de entrega está fechado el mismo día 9 a las 12.46 horas.

Tras confirmar el gobierno local la recepción de la invitación, la Xunta trató en distintas ocasiones de confirmar la asistencia de algún representante municipal, hasta que, el 16 de junio, «en uno de los intentos conseguimos hablar con personal de la concejala (de Medio Ambiente); nos dicen que nos van a pasar con ella, nos dejan en espera y, 9 minutos más tarde, nos cortan la llamada«, subrayaba Fernández-Tapias.