El Círculo de Empresarios de Galicia solicita una «mayor concreción y compromiso con la conexión con Bouzas»

“Vigo no puede perder la oportunidad y convertirse en el único de los grandes puertos sin conexión ferroviaria”, advierten los empresarios

El Círculo de Empresarios de Galicia ha pedido hoy al Gobierno de España «una mayor concreción y compromiso» con la conexión del Puerto de Bouzas, en Vigo, con la salida ferroviaria sur de la ciudad.

Los empresarios han puesto en valor en un comunicado la publicación de la licitación del estudio informativo de la salida sur ferroviaria de Vigo, a la que el Ministerio de Transportes ha asignado un presupuesto de 405.000 euros y un plazo de ejecución de doce meses, pero ha señalado que «cabe esperar» que el estudio «concrete y comprometa la conexión del puerto de Bouzas con la salida sur».

«Se trata de una vieja reivindicación del sur de Galicia, que cuenta ahora además con el apoyo de Portugal, en su apuesta por la conexión ferroviaria en alta velocidad entre el norte del país luso y Galicia», subrayan desde el Círculo.

En este sentido, los empresarios entienden que la ejecución de la salida sur contribuirá a reforzar las relaciones entre Vigo y Oporto, al tiempo que afianzará la relevancia estratégica que Portugal concede a la fachada atlántica de la Península Ibérica. «Es evidente que si sur de Galicia y norte de Portugal son ya de por sí aliados naturales, el AVE fortalecerá esa relación, máximo cuando todavía no se han resuelto los problemas de conexión ferroviaria en tiempos razonables entre Vigo y Madrid. Frente a esto último, el AVE permitirá recorrer la distancia entre Vigo y Oporto, donde contará con estación en el Sá Carneiro, en un tiempo de 35 minutos (inferior al necesario para cubrir la distancia a Ourense o Santiago)», argumenta el comunicado del Círculo.

Para los empresarios, esa «apuesta clara del gobierno portugués» por el sistema ferroviario y su conexión con puertos y aeropuertos choca «con la inconcreción española, no solo en transporte de viajeros sino, sobre todo, de mercancías, etéreamente definido en la resolución ministerial en lo que respecta al puerto de Vigo».

Recuerdan los empresarios que las estrategias comunitarias en materia de transporte pasan por una mayor integración entre puertos y trenes de mercancías, «y bien es sabido que el transporte de mercancías por ferrocarril en España es muy inferior al resto de los países europeos».

«Vigo no puede permitirse el lujo de prescindir de la conexión ferro-portuaria y convertirse en casi el único de los grandes puertos europeos sin este tipo de conexión. Esta carencia actual ya está propiciando que una parte importante de barcos vigueses descarguen miles de toneladas de pesca en el puerto de Leixoes, que posteriormente son trasladadas por carretera a Vigo», subrayan.

El Círculo concluye advirtiendo que están en juego futuras inversiones en el sur de Galicia que dependen precisamente de la conexión ferro-portuaria, «por lo que Vigo no puede ni debe quedar descolgado de este proyecto sin ver dañados gravemente la categoría y porvenir del puerto, principal dinamizador de la industria y del empleo del sur de Galicia».