Detenido un joven de 17 años tras agredir a agentes de la Policía Local que trataban de identificarle

Este sábado día 26, a las 01:06 horas, una patrulla de la Policía Local de Vigo, observaba al conductor de un VMP (Vehículos de Movilidad Personal), circulando de forma anómala. En consecuencia procedieron a darle el alto, derrapando este individuo y cayendo al suelo.

Los agentes procedieron a entrevistarse con el citado, A. D. M. de Vigo y 19 años de edad, momento en el que comprobaron que presentaba claros síntomas de encontrarse bajo los efectos del consumo de bebidas alcohólicas.

Por este motivo procedieron a realizarle las pruebas preceptivas de determinación del grado de impregnación alcohólica, arrojando estas un resultado positivo de 0,52 y 0,49 mg/l de alcohol por aire expirado, cursando la correspondiente sanción administrativa.

En el trámite de realización de las pruebas, se contactó con el titular del VMP, que se personó en el lugar. Los Agentes le solicitaron que se identificase con el fin de verificar su identidad y entregarle el vehículo para que se hiciese cargo del mismo.

Lejos de colaborar, se negó a facilitar sus datos y comenzó a increpar a los agentes, forcejeando al tratar de llevárselo de manera violenta. El citado (que no portaba mascarilla) con su actitud, provocó la aglomeración de los vecinos, tratando una mujer de calmarlo y llegando a conseguirlo finalmente.

Una vez la citada abandona el lugar, el hombre vuelve a mostrar su agresividad, llegando a encararse y no guardando la distancia de seguridad, motivo por el cual tuvieron que apartarle.

Los agentes trataron de calmarlo, hasta que en un momento dado, propinó un puñetazo en la mejilla derecha a uno de los funcionarios, motivo por el cual procedieron a su Detención por la Comisión de un Delito de Atentado a Agente de la Autoridad.

El hombre opuso una fuerte resistencia a su detención, forcejeando y propinando varias patadas a ambos componentes de la Dotación y escupiéndoles. Una vez en el interior del vehículo policial, comenzó a patalear y golpear el habitáculo, causándole daños.

Una vez detenido, D. R. L. de Vigo y 17 años de edad, en el centro médico al que fue trasladado, el personal sanitario le facilitó una mascarilla que se negó a utilizar.

Al poco se personó su progenitor J. C. R. R. de Vigo y 45 años de edad. El hombre fue informado de los motivos por el cual se había procedido a la detención de su hijo, a lo que respondió encarándose con los agentes reprochándoles la intervención.