A pesar de las dificultades, las promesas rotas, la histeria y las críticas, Cyberpunk 2077 está llegando muy bien a su primer cumpleaños. 

Te pongo en situación; Es 10 de diciembre de 2020. Llevas seis o tal vez nueve meses metido en casa por la cuarentena, te terminaste Hades hace siete semanas y The Last of Us 2 fue una «clown fiesta», pero por fin, hoy todo este sinsentido habrá valido la pena.

Pues hoy sale Cyberpunk 2077, el juego más esperado de los últimos tres años. Tras tres retrasos que lo aplazaron de mediados de marzo a finales de año, por fin está aquí.

Inicias el juego… y oh, qué curioso, parece que acaba de crashear (Si no usas términos de Spanglish no sé qué haces en esta sección), oh bueno, fallo tonto, serán los drivers… ¿Verdad? 

Pero no eran los drivers. No, era el juego, que salió poco optimizado y cargadito de bugs y glitches. Eso sin mencionar todas las mecánicas y contenido promocionado que de hecho nunca llegó a estar incluido en el juego. Nada realmente imprescindible, pero son las pequeñas cosas las que irritan más en algunas ocasiones (En serio, quiero cambiarle el peinado a mi PJ, pero no hay ni una sola maldita peluquería en toda Night City smh). 

No sé si aún recordáis cómo escaló aquella situación, aunque cierto amateur hizo un artículo al respecto. Dos de hecho, pero estoy divagando. 

En resumen, creo que Cyberpunk 2077 tuvo el segundo lanzamiento más desastroso que he visto (No Man’s Sky aún es el rey), ni siquiera el por aquella último lanzamiento de EA y DICE, cuyo nombre no será mencionado, tuvo un lanzamiento tan desastroso. 

En una palabra; Espantoso. 

Y aquí viene lo más gracioso; a pesar de esa porquería de lanzamiento, Cyberpunk 2077 fue un rotundo y absoluto éxito. 

¿Absurdo? Puede, pero los números hablan por sí mismos. El título continúa, un año después, entre los diez juegos más vendidos de Steam, y hace una semana, las valoraciones de los jugadores llegaron al «Muy positivas». 

Este clusterfuck de videojuego ha conseguido forjar un extraño vínculo con los jugadores, un atractivo muy humano he de añadir, con defectos y fortalezas que no dejan a nadie indiferente. Diría que Cyberpunk es definitivamente cómo la comida china; o te gusta, o la odias. 

Yo soy un claro ejemplo del encanto que este título ejerce sobre sus fans; Mi ordenador ni siquiera lo tira bien y aún así estoy en mi tercer playthrough

Cyberpunk ha recorrido un largo camino, y si quiere resarcirse del todo, aún le queda mucho por delante ¿Pero qué puedo decir? Hace un año, no podría haber predecido este desarrollo para el juego ¿Así que quién sabe? Tal vez Cyberpunk 2077 aún se convierta en una verdadera leyenda de la Industria.