Tras la depresión de ayer, el conjunto céltico presenta al medio centro croata, quien considera que el Celta mereció mayor premio ayer

Sin solución de continuidad, y tras el ‘depresivo’ empate de ayer ante el Eibar en Abanca Balaídos, el Celta inicia una nueva semana que conduce, inexorablemente, al choque del próximo sábado en Mestall. Un partido que podría suponer el debut del internacional croata Filip Bradaric, que mientras tanto ha sido presentado oficialmente.

Un acto que, más allá de las mayores o menores expectativas mediáticas, ha servido para lanzar al celtismo mensajes de optimismo en boca de un recién llegado. «El equipo hizo todo para obtener mayor premio. Soy optimista porque hay motivos para creer», apuntó. Bradaric.

El croata deslizó también su posición en el campo, recordando durante los últimos meses en el Hadjuk Split actuó como único pivote en un sistema 4-1-4-1. No obstante, añadió, puede adaptarse»bien» a jugar con otro medio a su lado.

«En las ligas de los balcanes hay dos pretemporadas. Una en verano y otra en invierno. Llevo tres semanas de pretemporada y quizás me falta un poco para estar a mi máximo nivel, pero es cuestión de entrenar y adaptarme lo más rápido posible a lo que quiere el técnico», valoró.