Zona Franca de Vigo y Zona Franca de Tenerife colaborarán en el impulso de nuevos proyectos

Presidente y delegada tinerfeños conocieron los principales parques empresariales vigueses y se interesaron por el funcionamiento de la aduana viguesa

La Zona Franca de Vigo y la Zona Franca de Tenerife colaborarán en el impulso de nuevos proyectos, tal y como acordaron el delegado del Estado vigués, David Regades, con el presidente de la Zona Franca de Tenerife, Carlos E. González Pérez, que es también el presidente de la Autoridad Portuaria, y la delegada del Estado, Margarita Pena Machín.

David Regades aseguró que “el apoyo a los nuevos proyectos es fundamental para el Consorcio como agencia de desarrollo económico. La colaboración entre las zonas francas es estrecha y ahora aún más, especialmente para las empresas gallegas interesadas en Canarias y para las firmas canarias que quieran acercarse a Galicia”. 

La delegada, Margarita Pena Machín considera que “la experiencia de la Zona Franca de Vigo es inspiradora para la Zona Franca de Tenerife, cuyo potencial de desarrollo, sus peculiaridades fiscales, y su envidiable posición geoestrátegica, en las rutas marítimas entre Europa, África y América que avivan la necesidad de estrechar la colaboración con la Zona Franca de Vigo, para promover la internacionalización y diversificación económicas, y estrechar lazos entre Canarias y Galicia”El presidente de la Zona Franca de Tenerife y la delegada del Estado visitaron la sede de Zona Franca en Vigo, la aduana en Bouzas y el parque más moderno del Consorcio, el de Porto do Molle en Nigrán, donde conocieron el funcionamiento de la aceleradora ViaGalicia y la incubadora High Tech Auto, así como algunas de las empresas más punteras instaladas en ese recinto.

La Zona Franca de Tenerife es una de las más jóvenes. Su creación es del año 2006 y cuenta con una docena de empresas. Asimismo, tiene un perímetro vallado de 56.000 metros cuadrados en la Dársena de Los Llanos y con otro de 200.000 metros en la Dársena Pesquera, así como 1.800.000 metros cuadrados (casi 2 hectáreas) autorizados en el Puerto de Granadilla.