La concesionaria de transporte ha planteado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para los conductores de su plantilla ante la situación actual que está generando la pandemia por coronavirus. Este ERTE afectaría a los conductores de la compañía, que suman un total de 280 personas de las 350 que tiene en plantilla la empresa.

Vitrasa justifica la tramitación del ERTE por causas de fuerza mayor pese a que en las medidas indicadas en el Real Decreto aprobado por el Gobierno no se contemplan como justificadas las aplicadas en empresas de transporte de viajeros por carretera de competencia autonómica o local sometidas a contrato público».

Por este motivo los representantes de los trabajadores consideran que no se trataría de iun ERTE por causa mayor, sino por necesidades de producción. En este caso reclaman la negociación de mejoras para la plantilla a diferencia de el ERTE por causa de fuerza mayor en el que la empresa no tendría que abordar con los sindicatos la aplicación de la medida.