Vitrasa denuncia dos nuevos ataques a autobuses de la ciudad

«Lamentamos mucho lo sucedido y denunciamos cualquier tipo de acto vandálico que se produzca en el marco de este conflicto desmesurado», apunta la compañía en referencia a la actual huelga

La empresa concesionaria del autobús urbano de Vigo, Vitrasa, denunciaba a última hora de la jornada de ayer dos nuevos ataque a autobuses de la ciudad. En un comunicado, la compañía califica de los hechos de «ataques vandálicos», destacando que en uno de los autobuses había «viajeros a bordo».

Los hechos se produjeron a primera hora de la mañana, cuando el autobús que realizaba la línea 15 a su paso por Samil, circulando, recibió un fuerte impacto contra una de las cristaleras de la puerta central con una piedra, poniendo en serio peligro tanto a los viajeros que iban en su interior como al conductor. Afortunadamente no hubo heridos.

El otro ataque tuvo lugar en la zona de Chans, cuando el bus de la línea 14 que estaba incorporándose al servicio recibió un fuerte impacto en una luna central. En ese momento no se encontraban viajeros a bordo.

«Lamentamos mucho lo sucedido y denunciamos cualquier tipo de acto vandálico que se produzca en el marco de este conflicto desmesurado«, apunta la compañía en referencia a la actual huelga del transporte urbano vigués. Un conflicto, apunta, que en su opinión «está alterando gravemente el derecho a la movilidad de los ciudadanos de Vigo».

«Vitrasa lamenta profundamente el sucedido y no encuentra justificación alguna la estos actos violentos que pongan en peligro tanto la seguridad de los viajeros como la del personal de conducción que está trabajando en ese momento. En este tiempo a Empresa propuso mejoras en las condiciones laborales en el personal de conducción, que de por sí ya son las mejores condiciones laborales y salariales de las empresas de transporte de viajeros de la provincia de Pontevedra y de toda Galicia», añaden.

Desde la empresa confían en que el Comité recapacite porque «esta huelga no beneficia a nadie», y «entienda que los verdaderos perjudicados de esta desacertada convocatoria son los usuarios y usuarias que siguen utilizando nuestros autobuses como medio de transporte».