Vigo reabre la hostelería y se permiten reuniones de hasta 4 no convivientes

Bares y cafeterías pueden aumentar su horario de cierre hasta la una de la madrugada siempre y cuando sea "exclusivamente" para el servicio de cenas.

Galicia se cierra hoy de forma perimetral -desde las 00.00 horas y hasta las 00.00 horas del día 9-, para evitar el riesgo de movilidad en el puente de la Inmaculada

Galicia inicia hoy la desescalada de las medidas restrictivas adoptadas por la Xunta para hacer frente a la pandemia. Y lo hace en cuatro fases, según el nivel de incidencia del virus en cada uno de los municipios de la Comunidad. En este sentido, Vigo se encuentra en el nivel intermedio, que incluye localidades con incidencia de entre 150 y 250 casos a 14 días por 100.000 habitantes, lo que permite la reapertura de la hostelería al 30% en interiores y 50% en terrazas, hasta las 17.00 horas y con agrupaciones máximas de cuatro no convivientes. Reuniones también extensibles al ámbito privado.

También a partir de hoy Galicia se cierra de forma perimetral, una decisión adoptada por la Xunta para evitar el riesgo de movilidad en el puente de la Inmaculada, especialmente con Portugal. En concreto, Galicia permanecerá cerrada entre las 00,00 horas de este viernes y las 00,00 horas del miércoles, día 9.

Al margen del nivel intermedio en el que se sitúa Vigo, se establecen otros tres. En las áreas en peor situación -por encima de los 250 casos por 100.000 habitantes a 14 días-, como Pontevedra y su área Perimetral, Marín, O Grove o Sanxenxo, O Porriño o Tui, se abrirán las terrazas de la hostelería hasta las 17.00 horas y al 50%. Podrán juntarse hasta cuatro personas no convivientes.

Aquellos municipios con nivel de incidencia de 100 a 150 casos por más de 100.000 habitantes a 14 días -A Coruña, Arteixo o Cambre-, se permite la reapertura de la hostelería al 40% en interior y al 50% en exterior, con un máximo de seis personas no convivientes.

Y en los ayuntamientos por debajo de los 100 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días -Santiago y Ourense, de las grandes ciudades gallegas-, los bares podrán ocupar el 50% en interior y el 75% en exterior, también con grupos limitados a seis no convivientes.

Las mencionadas reuniones de no convivientes estarán permitidas, en los niveles de cada área, también en ámbito privado.