Vigo comienza el martes el derribo del paso elevado de la calle Lepanto que da acceso a la autopista

La ciudad pondrá fin así al último vestigio del antiguo ‘Scalextric’, sustituyéndolo por un túnel desde la calle Lepanto

Como consecuencia de los trabajos, el Concello realiza un plan de reorganización del tráfico para los próximos diez meses

Vigo comienza el martes el derribo del paso elevado de la calle Lepanto que da acceso a la autopista desde hace décadas. Se trata del último vestigio del antiguo ‘Scalextric’, que se levantó a finales de los 70 para comunicar la Gran Vía con la AP-9, y que nunca llegó a abrirse al tráfico. Ahora, las obras del nuevo centro comercial Vialia han servido para replantear la zona y sus accesos, y permitirán la construcción de un túnel desde la propia calle Lepanto para acceder a la autopista.

El alcalde, Abel Caballero, ha calificado el inicio de estas obras «históricas», señalando que la ciudad «lleva más de medio siglo esperando para una nueva forma de entender la conexión» con la AP-9.

Como consecuencia del desmontaje, sufrirá una reorganización, ya que este acceso a la autopista quedará inhabilitado. En este sentido, el Concello ha elaborado un plan de tráfico para los próximos 10 meses, con recomendaciones para la circulación y para la entrada a la AP-9.

Así, el acceso a ciudad se mantendrá por la calle Cervantes, pero la salida habrá que ir a buscarla por Beiramar, Isaac peral, o por la Avenida de Buenos Aires.

En este marco, el regidor ha avanzado también que dentro de una semana, el viernes día 15, empezará la humanización de la antigua Plaza de la Estación, afectando también a la calle Baixada a la Estación. Así, el jueves se cortará también al tráfico este vial para acometer una actuación que suma casi 2 millones de euros de inversión.

Caballero ha recordado que en el viejo muro se pondrá la fachada de la estación de los años 40, «la que usó la gente de mi generación durante la mayor parte de nuestra vida».