Vigo aprueba inicialmente las cuentas de 2023 con los únicos votos del PSOE

Vista aérea de Vigo.

La oposición considera que el presupuesto no atiende a la difícil situación económica y social que vive la ciudadanía, y recuerda que normalmente no se ejecuta en su totalidad

El pleno del Ayuntamiento de Vigo ha aprobado inicialmente hoy, durante una sesión extraordinaria, el presupuesto general para el año 2023, que asciende a 292 millones de euros, con los únicos votos a favor de los socialistas. Tanto Marea de Vigo como Partido Popular presentaron enmiendas a la totalidad, mientras que el BNG presentó 83 enmiendas parciales, todas rechazadas por el pleno.

Según el concejal de Hacienda, Jaime Aneiros, los presupuestos, son «excepcionales» e implican una «movilización de recursos públicos sin precedentes en la historia de la ciudad». En esta línea ha defendido que se trata de una cuentas pensadas «para transformar la ciudad y hacerla dinámica y atractiva» y que implican «un plan de acción para colocar Vigo en un puesto de referencia entre las ciudades españolas».

La oposición, sin embargo, se ha mostrado muy critica con unas cuentas que consideran que no responden a las necesidades de la ciudad. Para el portavoz popular, Alfonso Marnotes, con España «a las puertas de una recesión», el presupuesto debería apostar por mantener activos la economía y el empleo y por multiplicar la política social.

Los populares han criticado también el «enorme» crecimiento de la partida en gasto corriente, un 11%, mientras que los presupuestos «olvidan la situación de las empresas y de las familias». Además, Marnotes ha lamentado que el presupuesto se convierta, sistemáticamente, en «papel mojado» ya que las cuentas «no se ejecutan», como demuestra que a fecha del pasado 30 de septiembre se hubiese ejecutado únicamente el 44% del presupuesto del ejercicio en curso.

Marea, por su parte, también ha presentado una enmienda a la totalidad, primero porque «se presentan sin ningún contacto social previo y con todas las partidas cerradas», y, segundo, porque entiende que se han elaborado «como si aquí no pasase nada cuando estamos en un contexto de inflación desbocada».

El portavoz de Marea, Rubén Pérez, ha reclamado «una política seria de inversiones» y ha vuelto a criticar la difícil situación que sufre la ciudadanía por la apuesta del alcalde por la Navidad. En este sentido, ha pedido al Ayuntamiento una «política seria de inversiones» y ha recordado que en lo que va de año se ha ejecutado sólo el 18% de esa partida en los presupuestos de 2021. Además, se ha mostrado crítico con la política social del ayuntamiento al recordar que el gasto social por habitante no llega siquiera a los cien euros.

Por último, el BNG entiende que los presupuestos están «absolutamente fuera de la realidad» porque no asumen el «gravísimo problema social de acceso a la vivienda», que parece se quiere resolver con más «visitas del alcalde al Hormiguero». «El drama real está en unos presupuestos que son récord en sordera y miopía», ha dicho el portavoz del BNG, Xabier Igrexas.