Universidad y Ayuntamiento estudian una posible candidatura de Pontevedra como Ciudad Creativa de la Unesco

El objetivo del encuentro fue evaluar formas de colaboración para la elaboración de la propuesta

Creada en 2004, con el objetivo de promover la cooperación entre ciudades que identifican la creatividad como un factor estratégico para el desarrollo urbano sostenible, la Red de Ciudades Creativas de la Unesco está formada por alrededor de 250 ciudades de diferentes partes del mundo. Analizar vías de colaboración para una posible candidatura con la que Pontevedra pueda optar a formar parte de esta red fue el objetivo central del encuentro que mantuvieron el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, y la vicerrectora del campus, Eva María Lantarón. En este encuentro, que tuvo lugar el pasado viernes y que tuvo como objetivo dar los primeros pasos a la hora de estudiar la posibilidad de formar parte de esta red internacional, también participaron el concejal de Educación, Demetrio Gómez; la directora de área del Campus de Especialización de Crea, Ana Belén Fernández Souto, y el director de área adscrito al vicerrector, Luis Torres.

«Es una propuesta que despierta interés por ambas partes», reconoce Fernández Souto, quien señala que se trata de una iniciativa «que conecta directamente con Campus Crea y con las titulaciones que se imparten en la ciudad, así como con la propia actividad cultural». Por eso en este encuentro trasladaron a los responsables municipales que «la Universidad colaborará en todo lo necesario» en los trabajos de preparación de una candidatura, «que es una petición que el Consistorio tendrá que llevar a cabo».

Once ciudades españolas, ninguna de ellas gallegas, forman actualmente parte de esta Red de Ciudades Creativas, que tiene como objetivo «posicionar la creatividad y las industrias culturales en el centro de su plan de desarrollo local y cooperar activamente a nivel internacional en esta materia», según recoge su web. La red abarca siete áreas creativas: artesanía y artes populares, artes digitales, cine, diseño, gastronomía, literatura y música, entre las que se deberá elegir una para la definición de esa candidatura, en la que también se deberá presentar un plan de acción de cuatro años.