Una parte de la flota pesquera de Vigo para su actividad por el precio del gasóleo

Consideran «urgente» establecer ayudas «minimis» y otro tipo de apoyos para paliar esta situación

Una parte importante de la flota pesquera de Vigo y su área de influencia se ha visto obligada a parar su actividad ante el incremento «incesante» del precio del gasóleo, según informa la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI).

Las empresas armadoras adscritas a ARVI, así como a las organizaciones de productores radicadas en el Puerto de Vigo -OPNAPA 88, OPP 3 y OPP 4- se han reunido hoy para analizar todas las problemáticas que se están derivando de este incremento del precio del gasóleo. Una subida que, como apuntan, afecta de modo muy significativo a la actividad.

Los participantes en el encuentro consideran «urgente» la activación de ayudas «minimis», en vigor hasta el 31 de diciembre, en el marco del Reglamento que incrementó el límite de dichas ayudas por circunstancias derivadas de la Covid-19, para salvaguardar la actividad pesquera de los buques, las tripulaciones y las empresas. Además, abogan por estudiar otros potenciales apoyos.

Por todo ello, algunas empresas y subsectores, como la flota de cerco de Vigo, han señalado que a la vista del actual precio que ha alcanzado el gasóleo, y hasta tanto no se arbitren las ayudas antes señaladas y otras que pudiesen ofrecerse, no podrán seguir desarrollando su actividad pesquera.