Un juzgado de Pontevedra impone una multa de 720 euros a dos furtivos por extraer almeja en Poio

El Juzgado de lo Penal número 3 de Pontevedra ha condenado a pagar una multa de 720 euros a dos furtivos acusados de extraer almeja japónica de arenales situados en el municipio de Poio. Los condenados, según la sentencia, realizaban la actividad dentro del ámbito territorial de explotación de la cofradía de pescadores San Telmo de Pontevedra, cuyos afiliados eran «los únicos autorizados administrativamente por la Consellería do Mar para llevar a cabo en esta zona la actividad”. La jueza también los ha inhabilitado para realizar actividades de marisqueo durante un año.