Un juzgado de Cangas abre juicio oral al acusado de entrar a robar en una casa de Moaña y asfixiar a la septuagenaria que residía en ella

Deberá juzgarse al acusado por, presuntamente, acceder a la vivienda de la víctima para robar y, “de forma súbita y sin que pudiera prever tal acción”, inmovilizarla, para, con la intención de acabar con su vida, colocarle una cuerda en el cuello provocando su asfixia

El Juzgado de Instrucción número 1 de Cangas ha acordado la apertura de juicio oral, por un delito de asesinato y un delito intentado de robo con violencia en casa habitada, al investigado por presuntamente asfixiar, colocándole una cuerda al cuello, a una mujer de 72 años que residía en la vivienda de Moaña a la que supuestamente entró a robar el 3 de julio de 2021. El sospechoso será enjuiciado por un Tribunal del Jurado en la Audiencia Provincial de Pontevedra.

En el auto, la jueza especifica que deberá juzgarse al acusado por, presuntamente, acceder a la vivienda de la víctima para robar entre las 8 y las 11 de la mañana y, “de forma súbita y sin que pudiera prever tal acción”, inmovilizarla, atándole las manos, para, posteriormente, con la intención de acabar con su vida y asegurar su acción procurando no ser descubierto, colocarle una cuerda en el cuello, provocando su asfixia.

La jueza indica en la resolución que no consta que el acusado llegara a apoderarse de ningún objeto. Además, destaca entre los hechos justiciables objeto de acusación que el acusado supuestamente tuviese “plena conciencia y voluntad de sus actos, a pesar de presentar una dependencia moderada a sustancias estupefacientes, lo que no le afectaba en su conocimiento de la situación en la que se encontraba y, en consecuencia, no resultaba afectada su capacidad para la toma de decisiones”.