Un juzgado abre diligencias previas por el fallecimiento de una residente y el contagio de otra en la DomusVi de Cangas

Residencia DomusVi Cangas.

El auto insta a incoar un procedimiento de diligencias previas en relación a posibles delitos de homicidio o lesiones por imprudencia profesional o de abandono de discapacitados

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Cangas (Pontevedra) ha abierto diligencias previas contra la administradora de Geriatros, la directora de la residencia DomusVi de Aldán y dos cargos de la Xunta (la administración autonómica intervino el centro durante el peor momento de la pandemia para revertir la situación de los contagios), tras presentar una querella las hijas de dos usuarias del centro, una fallecida y otra contagiada por Covid-19.

El auto insta a incoar un procedimiento de diligencias previas en relación a posibles delitos de homicidio o lesiones por imprudencia profesional o de abandono de discapacitados. Las querellantes deberán declarar y se demandará el historial médico de sus madres a Geriatros S.A., para que el forense evalúe la corrección del diagnóstico.

El juez busca determinar si existió «alguna acción u omisión constitutiva de imprudencia profesional» que provocase el contagio y el fallecimiento de estas usuarias. Contra el auto caben recursos de reforma y apelación.