Los hechos tuvieron lugar a las 04:20 horas de la madrugada del día 12, en Gran Vía confluencia con la calle Venezuela.

A la hora y lugar indicado, los agentes actuantes que se encontraban realizando una prueba de alcoholemia en el margen derecho ascendente, observaron como un turismo de la marca Audi Avant, circulaba por el carril central de Gran Vía en sentido ascendente y con las luces apagadas. Procedieron a darle el alto, haciendo señales con la linterna al conductor y con la mano derecha en alto para que se detuviese.

El conductor cambió de carril para esquivar al agente, pero el Policía también cambió de carril acercándose al vehículo, indicándole nuevamente que se detuviera. El conductor detuvo el turismo sin apagarlo, indicando el actuante que se arrimase al carril derecho, obedeciendo este, aunque en un momento dado giró el volante hacia la izquierda y aceleró bruscamente emprendiendo la huida por el carril central en dirección Plaza de España.

Inmediatamente iniciaron la persecución en su vehículo policial, indicando al conductor que se detuviese en varias ocasiones, haciendo este caso omiso, circulando a velocidad excesiva y saltándose los semáforos de Plaza de España para a continuación adentrarse en la calle San Amaro y finalmente en la calle Atalaya.

En esta calle, el conductor paró el vehículo y al tratar de salir comprobó que los Policías estaban de pie al lado de la puerta del conductor, por lo que comenzó a bracear y lanzar patadas contra los actuantes, teniendo que reducirlo para poder engrilletarlo.

En el turismo viajaban cuatro personas y uno de los ocupantes, el que posteriormente fue detenido, trató en todo momento dificultar la intervención policial, teniendo que ser apartado en varias ocasiones cuando se producía la detención del conductor.

El joven, que responde a las iniciales S.F.D.S., tuvo en todo momento una actitud agresiva y muy alterada propinando empujones a los componentes policiales, siendo detenido posteriormente al tratar de propinar varias patadas a los agentes.

El conductor se sometió a la prueba de alcoholemia, la cual dio un resultado positivo, superando el limite penal establecido. También se le realizó la prueba para la detección de presencia de drogas en saliva, arrojando un resultado positivo en THC y AMP/MET, siendo denunciado administrativamente por este ultimo motivo.