Un incendio en Bueu calcina una nave dedicada al poliéster 

La actuación de los equipos de extinción se centró en frenar el avance del incendio, que ya afectaba a buena parte de la nave de poliéster, y evitar, así, que otras infraestructuras colindantes se vieran dañadas

Un incendio que se registró esta madrugada en Bueu ha calcinado una nave dedicada a la manipulación de poliéster, obligando a la Xunta de Galicia a activar el plan territorial de emergencias (Platerga).

A través del 112 Galicia, se solicitó la intervención de los medios y recursos de los parques de bomberos de O Morrazo, Ribadumia y Baixo Miño, y se mantuvo sobre aviso a los efectivos de Pontevedra y Vigo por se fuese necesaria su ayuda. De hecho, se llegó a mover una dotación del parque pontevedrés. Sin embargo, descartaron su  participación en cuanto comprobaron que había personal suficiente para hacer frente a la situación creada por un incendio de causas desconocidas en la nave, localizada en el Polígono Industrial de Castiñeiras.  

Además, se contó con la colaboración de los miembros del Servicio Municipal de Protección Civil de Cangas y de los voluntarios de Protección Civil de la villa, y también acudieron patrullas de la Policía Local y de la Guardia Civil. Incluso fueron informados los recursos de Urgencias Sanitarias de Galicia-061, aunque, afortunadamente, ninguna persona necesitó asistencia médica.

La actuación de los equipos de extinción se centró en frenar el avance del incendio, que ya afectaba a buena parte de la nave de poliéster, y evitar, así, que otras infraestructuras colindantes se vieran dañadas. De todas formas, las consecuencias son importantes, pues se perdió la totalidad de las instalaciones de Poliéster Sobral.

Conviene recordar que este operativo fue activado pasadas las cinco de esta madrugada, después de recibir el 112 Galicia la llamada de una persona particular, que, al acceder a la nave, se percató de que había fuego. A partir de ahí, se pusieron en marcha los protocolos correspondientes para hacer frente a esta situación y velar por la seguridad de las personas.

Contra las ocho de la mañana, los efectivos de extinción daban por finalizada su actuación al apagar el fuego y proteger las naves colindantes. Así, la Xunta procedió a desactivar el Plan Territorial de Emergencias de Galicia, que sirvió para articular una respuesta coordinada ante esta situación de peligro.