El pasado lunes, en torno a las 20:08 horas, se recibió una llamada en la Policía Local de Vigo en la que el servicio de Emerxencias de Galicia informaba sobre un atropello que se acababa de producir en la Carretera do Lameiro.

Se desconocía la gravedad del herido, así como los datos del vehículo implicado y las circunstancias del accidente. Una vez desplazados al lugar, los agentes pudieron recabar toda la información sobre el accidente.

Según pudieron comprobar, un conductor dejó mal inmovilizado su vehículo y a consecuencia de esto, comenzó a desplazarse en trayectoria de colisión con otro turismo. Al percatarse de este hecho, el aludido, un varón de Vigo y 55 años de edad, intentó detenerlo empujándolo. Al realizar esta acción, el hombre tropezó contra un bordillo y se cayó al suelo, siendo atropellado por su propio vehículo.

Los técnicos sanitarios desplazados al lugar se ocuparon de atender al hombre, que finalmente solo presentaba lesiones de carácter leve.