En la tarde de ayer, a las 13:40 horas, se producía un incidente en la Plaza Elíptica. El personal de seguridad informaba de una agresión a uno de los vigilantes, por parte de un varón, acompañado de dos personas más.

Una vez en el lugar, en el exterior se encontraba el vigilante hablando por el teléfono móvil, facilitando la descripción de esas personas y señalando la dirección tomada por el supuesto agresor.

La rapidez de respuesta fue primordial en los primeros minutos del aviso, agilizando la inmediata localización de las personas implicadas en el hecho. En este caso concreto, fueron interceptados en fuga a más de 400 metros del lugar de los hechos. Los agentes procedieron a filiar al presunto agresor J. S. A. de Santiago de Compostela y 30 años de edad.

Manifestó que se encontraba en el interior del centro comercial en compañía de sus amigos, cargando los teléfonos móviles en el lugar habilitado al efecto y que se dirigió a ellos el vigilante de seguridad para recriminarle que estuvieran con un perro dentro del edificio y él sin mascarilla, reconociendo haberle dado un tortazo.

Las personas que lo acompañaban resultaron ser M. S. P. S. de Arbo y 27 años de edad y C. D. C. de Redondela y 29 años de edad, quedando todos plenamente identificados.

Posteriormente se entrevistaron con el personal de seguridad agredido J. V. S, de Vigo y 52 años de edad. Manifestó que se encontraba realizando sus funciones y observó a tres usuarios, en el interior del centro, no haciendo uso de la mascarilla uno de ellos y acompañados de un perro.

Intervino con los aludidos para recriminarles dicha conducta, recibiendo por respuesta, de uno de ellos, un tortazo en la cara provocándole lesiones en el ojo derecho.

Los agentes procedieron a la elaboración de diligencias para traslado al órgano judicial competente, para conocimiento de los hechos, tras la intención del agredido de presentar la correspondiente denuncia.