En el día de ayer, a las 04:58 horas de la madrugada, se recibió una alerta sobre una fiesta en un domicilio. Al lugar, en la calle Marqués de Valladares, se trasladó una dotación de la Policía Local de Vigo. A su llegado realizó una llamada a la puerta del domicilio, abriéndoles una persona, que al percatarse de la presencia de los agentes, cerró la puerta violentamente.

El mismo individuo, desde el interior de la vivienda comenzó a insultar a los agentes, estableciéndose un operativo de espera. A las 07:15 horas, los agentes escucharon una violenta discusión en el interior de la morada, saliendo al exterior J. C. L. de Ourense y 25 años de edad, acompañado de una mujer, J.F. M. también de 25 años de edad.

El hombre presentaba una lesión sangrante en la ceja derecha, manifestando que, cuando se encontraban en el interior del piso un varón había comenzado a discutir con él y su novia, finalmente agrediéndole.

Ambos iban acompañados de M. B. L. también de 25 años de edad, este último tenía lesiones en la mano izquierda, manifestando que durante la disputa comentada, había observado que el otro individuo esgrimía un cuchillo, iniciándose un forcejeo entre ambos logrando finalmente arrebatarle el arma blanca. Los cuatro abandonaron el lugar, siendo informados que iban a ser propuestos para sanción por incumplimiento de la normativa sanitaria.

A raíz de este episodio, otra dotación policial subió al piso, momento en el cual lo abandonaban dos mujeres, A. O. L. de Ourense y 24 años de edad y A. F. L. de a Coruña y 25 años de edad. Las mujeres estaban acompañadas de dos varónes, M. P. A. de Ourense y 25 años y S. C. G. de Vigo y 29 años de edad, que presentaba lesiones en cuello y muñeca derecha, negándose a dar explicación alguna sobre lo sucedido. Este grupo de cuatro personas, también fue propuesto para sanción por incumplir la normativa sanitaria respecto a reunirse con personas no convivientes.

El varón que presentaba lesiones, permaneció en el rellano de las escaleras negándose a abandonar el lugar, pese a ser invitado repetidas veces por los agentes a hacerlo. Uno de los funcionarios lo sujetó por el brazo, para ayudarle a salir al exterior, momento en que recibió un violento empujón que le proyectó, cayendo por las escaleras. Finalmente el hombre fue detenido por la supuesta Comisión de un Delito de Atentado a Agente de la Autoridad.

En el interior de la vivienda todavía se encontraban, aparte de la inquilina y moradora otras tres personas más, con lo que se elevaba a 11 el grupo de personas no convivientes, todos ellos sancionados acordé a la normativa sanitaria vigente. La moradora del piso, indicó que el detenido en esos momentos, había sido el que había iniciado una pelea momentos antes en el interior del piso.