Un bálsamo copero

Dos goles de Santi Mina, uno de Brais y otro de Pione dan al Celta el pase a la siguiente ronda en Mérida

El Celta encontró un bálsamo en Mérida, en forma de pequeña goleada ante un rival inferior. Dos goles de Santi Mina, uno de Brais Méndez y otro de Pione Sisto clasificaron a los de Óscar García para la siguiente ronda de la Copa del Rey en una tarde plácida que sirvió de bálsamo para un equipo que pudo olvidar durante 90 minutos los sufrimientos ligueros.

Salieron los celestes con un once muy reconocible, con las novedades de Sergio y el canterano Juán Hernández. Y ya desde los primeros minutos comenzaron a acumular ocasiones de gol, la mayoría por la banda izquierda, con un extraordinario Pione Sisto. Precisamente un centro de Brais desde esa banda, que remató de cabeza Santi Mina totalmente solo, abrió el marcador.

El propio Pione Sisto materializó el segundo con un fuerte disparo desde 25 metros que se coló pegado al palo. Aun con todo, el Mérida volvió a entrar en el partido gracias a un protestado penalti transformado por Poley.

El espejismo duró poco. Tras el descanso, dos errores atrás permitieron al Celta sentenciar y a Óscar García comenzar a pensar en próximos compromisos introduciendo cambios.