Total War Warhammer 3, únete a tus demonios

¿En qué bando pelearás en la Guerra definitiva de este universo? Personalmente yo me uniré a las fuerzas de Ulthuan en cuanto me sea posible, pero entre tanto iré con Kislev ¡Larga vida a la Tsarina!

Como muchos fans de la saga de Total War sabrán, la salida de Total War Warhammer 3, el último título de la línea de Warhammer está cada día más próximo.

Pocas veces uno ve dos elementos, en películas o videojuegos, que realmente vayan bien juntos. Sí, todos hemos oído hablar de los famosos «Crossover» pero no siempre van bien, primariamente porque muchas veces están diseñados como un mero elemento de marketing.

Total War Warhammer es el equivalente a la pareja perfecta. No hay ni una pizca de ironía en esta afirmación, creo que por mucho tiempo que le dedicará a meditar en este asunto, no encontraría dos elementos que hayan casado tan bien como el universo de Fantasía Medieval y la saga bélica de estrategia. Hoy por hoy no se me ocurriría ninguno.

Me gustaría mucho elaborar en el mundo y la historia del universo fantástico de Warhammer. Desafortunadamente, necesitaría una serie de artículos diarios durante un par de semanas solo para sentar las bases de este rico y terrible mundo de fantasía oscura. Es por eso que intentaré sentar las bases de este título de forma directa y sencilla.

En los yermos de la Disformidad, más allá del helado norte, la sed de poder de los Dioses Oscuros no para de crecer. Decididos a consumir el Viejo Mundo y todos aquellos que lo habitan, las legiones del Caos agrupan sus fuerzas, reclaman a sus acólitos y dirigidos por sus demoníacos generales emprenden la larga marcha al sur.

Mientras, la gente del gélido país de Kislev se prepara para enfrentarse a la horda infernal cómo han hecho en incontables ocasiones. Dirigidos por la joven Tsarina Katarin, los hombres y mujeres de Kislev están listos para defender su hogar hasta el amargo final.

Al este, sintiendo que los engranajes de la Guerra vuelven a girar engrasados con la sangre de los inocentes, el imperio de Cathay empieza a reforzar sus fronteras y prepararse para la llegada de los Dioses Oscuros.

Aunque no serán una facción de la campaña principal, al menos no de salida, podemos asumir que los hombres del Imperio del Dios-guerrero Sigmar, los sagrados caballeros de Bretonia, así como otras facciones de elfos, enanos, no muertos, skaven y los escamosos hijos de los antiguos tendrán su papel en esta épica Guerra Final.

Y es que la Guerra del Final de los Tiempos es, de forma más que adecuada, el arco final de esta saga de 3 juegos. El terrible y espectacular final de tanto esta mini saga como del universo que fue Warhammer Fantasy.

Pelea contra las hordas del caos para liberar o reinar en el viejo mundo, dependiendo de tu facción. Por supuesto, también puedes unirte a tus demonios, levantar el estandarte de los Dioses Oscuros y conquistar el viejo mundo para tus malvados amos.

¿En qué bando pelearás en la Guerra definitiva de este universo? Personalmente yo me uniré a las fuerzas de Ulthuan en cuanto me sea posible, pero entre tanto iré con Kislev ¡Larga vida a la Tsarina!