TODO LO QUE SUCEDIÓ CON MIRANDA HUFF

Ryan y Miranda Huff son un matrimonio que atraviesa una grave crisis en su relación. Un consultor matrimonial les aconseja irse los dos solos un fin de semana a tratar de conectar de nuevo. Pero cuando Ryan llega allí, su mujer no está, aunque sí su coche, y la bañera aparece cubierta de sangre. Esto desconcierta completamente a Ryan, y a los policías que acuden a investigar la desaparición, sobre todo cuando poco después aparece el cadáver de una mujer que podría ser Miranda…

Autor: Javier CASTILLO – Editorial: DEBOLSILLO (PUNTO DE LECTURA. Barcelona, 2021 – Páginas: 448 – Género: Misterio. Público: Adultos

Dia das Letras Galegas

Ediciones DEBOLSILLO acaba de reeditar esta novela de Javier Castillo (Málaga, 1987), joven escritor español que se ha convertido en poco tiempo en uno de los nuevos fenómenos de la literatura europea. Sus libros de misterio ya han superado el millón de ejemplares vendidos, cantidad al alcance de muy pocos, sobre todo con tan pocas novelas escritas (acaba de ser publicada la quinta).

Yo había leído, y hecho la crítica, de La chica de nieve, libro que vio la luz en 2020, y que me gustó y sorprendió a partes iguales. Honestamente, creo que éste es levemente inferior, pero sigue siendo de una gran calidad e interés.

La acción de este libro se sitúa en Los Ángeles, y los protagonistas están relacionados con el mundo del cine. Ryan y Miranda son una pareja de guionistas que se conocieron en la Escuela de Cine, donde tuvieron como profesor a James Black, un extraño director de cine galardonado con un Óscar de Hollywood. Con el transcurso de la novela vamos comprobando que Ryan establece una relación muy especial de amistad con James Black, como de tutor y tutelado… Conforme avanzan los capítulos vamos comprobando que en verdad no es oro todo lo que reluce, que es un mundo con mentiras y secretos…

Javier Castillo utiliza de forma magistral la deconstrucción del tiempo, que Christopher Nolan popularizó en el cine con Memento, o que utiliza también otro joven escritor de éxito, Joël Dicker, en El enigma de la habitación 622: cada capítulo ocurre en un periodo de tiempo diferente, entre 1976 y 2016. Cada uno está narrado desde la perspectiva de un protagonista distinto, por lo que tardamos mucho en saber qué personaje tiene razón, o razones, para actuar como actúa; o quién es bueno y quién malo, para simplificar. Este modo de construir la novela es muy exigente para el autor, porque debe conseguir que, pese a esa dificultar, el lector no se pierda. En este caso, en mi opinión, la novela tiene menos fuerza que la otra que yo había leído, la ya citada La chica de nieve; pero me sirve para comprobar la evolución del autor.

Por lo demás, a nivel más personal todavía, reprocho dos cosas que me resultan molestas: en primer lugar, me decepcionaron todos los personajes de la novela, que está muy bien definidos y estudiados, pero ninguno es ejemplo de nada; por eso considero que es un libro para adultos. Y además incluye una escena erótica, sin motivo ninguno, especialmente molesta y antinatural (prefiero no definir qué es), que me dejó muy mal sabor de boca. ¿Qué necesidad tenías de meter eso? Supongo que es un pago a la modernidad, pero me chafó la novela, la verdad.