Tapias se muestra partidaria de una “alianza común” con Oporto en defensa de los intereses de ambas ciudades y de la Eurorregión

Hoy, la candidata del PP a la alcaldía de Vigo durante el encuentro celebrado en el Museo del Mar con el alcalde de Oporto, Rui Moreira

La candidata avanzó la idea de crear un foro bilateral y con carácter anual para compartir experiencias, cerrar una agenda conjunta y reclamar “los proyectos y dotaciones que nos merecemos”

Propone bonificar los impuestos locales a emprendedores en los dos primeros años de actividad para potenciar el Vigo económico, una medida incorporada al proyecto de captación de inversiones Vig-Invest

El programa popular incluye la elaboración del “Plan Vigo Industrial” que definirá, en común con los agentes económicos de la ciudad, la estrategia a seguir para que Vigo recupere el liderazgo empresarial

La candidata a la alcaldía y presidenta del PP de Vigo, Marta Fernández-Tapias, protagonizó este viernes un encuentro con el alcalde de Oporto, Rui Moreira, en el que se mostró partidaria de una “alianza común” en defensa de los intereses de ambas ciudades. Dos urbes que, según sus propias palabras, “no pueden desarrollarse la una de espaldas a la otra por el bien de la Eurorregión y de sus respectivas áreas de influencia”.

En este sentido, avanzó su idea de crear un foro anual Vigo-Oporto, con las entidades más representativas de ambas ciudades, en el que compartir experiencias, cerrar una agenda conjunta y reclamar “los proyectos y dotaciones que nos merecemos” y que, además, son imprescindibles para el desarrollo de ambos territorios. “Creo que Vigo y Oporto están condenadas a entenderse; sí o sí están llamadas a sumar fuerzas”, señaló la candidata, confiada en que a partir del próximo 28-M “puedan escribir una nueva página de cooperación en su historia”.

Durante su intervención, Tapias deslizó otras propuestas como las bonificaciones en los impuestos locales para pymes y autónomos durante los dos primeros años del inicio de la actividad económica. De este modo, los emprendedores que decidan abrir su negocio en la ciudad se beneficiarán de las ventajas fiscales que incluye el proyecto de captación de inversiones Vig-Invest. “Si el PSOE le pone a los emprendedores una carrera de obstáculos burocráticos, el PP de Vigo quiere ponerles la alfombra roja”, afirmó Tapias.

El programa popular incorpora además la elaboración del “Plan Vigo Industrial” que definirá, en conjunto con los agentes económicos de la ciudad, la estrategia para que Vigo recupere el liderazgo empresarial. Una iniciativa destinada, dijo, “a atraer inversiones, impulsar las infraestructuras necesarias y, entre todos, sumar esfuerzos para devolver a Vigo el esplendor económico e industrial que debe tener”.

Infraestructuras, competitividad y turismo

Varios fueron los asuntos que Tapias y Moreira abordaron durante un encuentro que sirvió para evidenciar que, en un contexto de rivalidad sana y cordial, son más las razones que unen a ambas ciudades que las que las separan. 

Hicieron así frente común en defensa del AVE Vigo-Oporto, una conexión de suma importancia en la vertebración de ambos territorios y, en opinión de la candidata del PP vigués, un ejemplo indicativo de la falta de compromiso de Sánchez con la ciudad. Una infraestructura prioritaria para el Gobierno de Portugal, que ya hizo pública su planificación, sin que por el momento el Ejecutivo español haya desvelado sus planes. “Con este plazo, Portugal finalizaría su tramo tres años antes que España”, incidió Tapias, situándolo así en el 2033. 

“A mí no me cabe ninguna duda de que si Vigo y Oporto nos unimos y hacemos llegar nuestras voces a quienes tienen la llave, el AVE entre nuestras ciudades puede hacerse realidad antes”, incidió.

La candidata también hizo referencia al Corredor Atlántico, básico para la competitividad de la ciudad; la Salida Sur, que permitirá convertir la estación de Urzáiz en pasante y generar una continuidad que en el futuro conectaría con la alta velocidad del norte luso; o el ramal ferroviario a la terminal portuaria de Bouzas, esencial para la actividad del puerto y el transporte de mercancías en el noroeste español, haciendo hasta cinco veces más rentable la Salida Sur.

Tras indicar que Vigo sigue contando con “grandes bazas económicas” y no gracias al Gobierno de Sánchez, sino a pesar de él, llamó a “no conformarse y reivindicar lo que nos pertenece”. Citó así la alta tensión que sigue sin llegar a Vigo o la falta de garantías sobre los PERTE de la automoción y el naval.

En materia de competitividad, Tapias abogó por poner en común modelos empresariales “que sabemos que funcionan y por los que Portugal lleva apostando tiempo”. Agilidad administrativa, habilitación de suelo industrial, cooperación institucional, garantías de seguridad jurídica y una fiscalidad favorable fueron algunas de sus recetas para revertir una tendencia que no  nos deja bien parados en la comparativa con otras ciudades de nuestro nivel.

Aquel emprendedor que invierte su dinero, su talento y su esfuerzo en crear riqueza en la ciudad, sencillamente, se merece que todo sean facilidades por parte de su Administración municipal”, aseveró.

Fenómeno del Xacobeo

Pese a que las infraestructuras y la competitividad empresarial coparon el grueso del debate entre Tapias y Moreira, el Camino de Santiago no podía faltar entre dos ciudades que a nivel turístico han avanzado en paralelo y que están unidas por la ruta xacobea.

Un fenómeno en el que, tal y como destacó la candidata a la alcaldía, Vigo vuelve a ser una excepción en el peor sentido, como la única ciudad de Europa que renuncia a tener señalizado el Camino. Al hilo, recordó que “si no hubiera sido por los comerciantes, los taxistas y los peregrinos, Vigo perdería todavía más esa oportunidad”.

Llamó así la atención sobre lo que supone a nivel de afluencia récord de visitantes, de reconocimiento internacional de la marca Patrimonio, de agenda cultural o de turismo sostenible, y celebró que, “pese a los obstáculos del PSOE vigués”, el Camino Portugués y el Portugués de la Costa se superen año a año con un crecimiento indiscutible. Ya para finalizar, Tapias reiteró su compromiso de mantener un diálogo frecuente con Oporto para convertir estos encuentros que hoy son extraordinarios en habituales. “Debería ser lo normal y creo que hoy aquí hemos dado un buen ejemplo”, concluyó.