Tapias replica que si de algo son rehenes los vigueses es de la “incompetencia” del Gobierno local para mediar en el conflicto laboral de Vitrasa

En su opinión, el alcalde no puede permanecer por más tiempo “impasible” ante una cuestión que afecta directamente a los vecinos de Vigo y “debe buscar la forma de que se imponga el sentido común”

Insta al Ejecutivo municipal a “implicarse y sentarse a negociar con la plantilla el fin de los paros” y se pregunta si dos años de movilizaciones no le parecen suficientes para “asumir la que es su responsabilidad”

La presidenta del PP de Vigo y jefa de la oposición en el Ayuntamiento ha asegurado este viernes que al alcalde socialista se le agotan las excusas para justificar su ausencia en el conflicto que mantiene enfrentados a la plantilla y a la dirección de la empresa municipal del transporte público. En este sentido, Marta Fernández-Tapias ha cuestionado que en sus declaraciones Caballero se ciña a arremeter contra los trabajadores y le ha replicado que si de algo son rehenes los vigueses es de la “incompetencia” del Gobierno local para mediar entre las partes.

Tras mantener una reunión con representantes del comité de empresa de Vitrasa que acaban de anunciar la convocatoria de nuevos paros y otra huelga, y a la que acudió acompañada por el concejal Miguel Martín, Tapias ha vuelto a reprochar al regidor vigués que se mantenga “impasible” ante una cuestión que afecta directamente a los vecinos de Vigo. Conocedora ya de las reivindicaciones de los trabajadores, con quienes se ha podido reunir en varias ocasiones, ha querido en este encuentro conocer en qué punto se encuentra la negociación del convenio colectivo, principal motivo de este enfrentamiento.

En su opinión, “el alcalde de Vigo debía ser el primer interesado en que este conflicto no se eternice” y, no sin cierta ironía, se ha preguntado si dos años de movilizaciones no le parecen suficientes para “asumir la que es su propia responsabilidad”. Insiste Tapias en que “es el Gobierno local el que debe buscar la forma de que se imponga el sentido común”, por lo que ha instado a los socialistas vigueses a “implicarse y sentarse a negociar con la plantilla el fin de los paros”. Dice mucho de la “incapacidad del PSOE” que mantenga prorrogada una concesión de los años 90, con una absoluta falta de transparencia, ha anotado. “Lo mínimo que debe hacer la administración local es exigir a las concesionarias públicas que cumplan las condiciones del pliego y los compromisos laborales que asumen al firmar”, ha dicho, al tiempo en que ha pedido al Gobierno municipal que “abandone la comodidad de su torre de marfil y escuche a los trabajadores”.