Suspenden el ingreso en prisión de los condenados por el ‘enchufe’ de la cuñada de Carmela Silva

Abel Caballero y Carmela Silva en un acto público.

Aunque se trata de hechos que causan «un grave quebranto en el recto actuar de la Administración», se ha accedido a suspender el ingreso en prisión en tanto no haya resolución del Consejo de Ministros acerca del indulto solicitado

Nuevo giro de tuerca en el caso del ‘enchufe’ de la cuñada de Carmela Silva. La sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, ha aceptado suspender la ejecución de la pena de prisión del exfuncionario vigués Francisco Javier G.O., y del gerente de una concesionaria, ambos condenados por ‘enchufar’ en la contrata municipal a la pariente de la actual presidenta de la Diputación de Pontevedra y teniente de alcalde de Vigo.

Cabe recordar que ambos habían solicitado el indulto parcial de la pena, alegando en exfuncionario, entre los motivos, su militancia en el PSOE durante décadas así como su pertenencia a UGT. Sobre Francisco G.O. pesa una condena de más de 5 años de prisión y 9 de inhabilitación por los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad documental, mientras que el gerente de la empresa fue condenado a 1 año y medio de cárcel, y a 2 años de inhabilitación.

Ahora, la Audiencia de Pontevedra ha accedido a suspender el ingreso en prisión de ambos. Sobre el exfuncionario, el tribunal admite que, a priori, quedaría fuera de la posibilidad de suspensión de condena ya que tiene como criterio no concederla si la pena es superior a 4 años de cárcel, y hacerlo podría ser considerado «discriminatorio». Sin embargo, entiende también que existen una serie de factores «en favor del reo», como el pago personal de la responsabilidad civil, la ausencia de antecedentes y el hecho de que el ingreso en prisión podría tener un «efecto disocializador». Sobre esta base, y aunque se trata de hechos que causan «un grave quebranto en el recto actuar de la Administración», se ha accedido a suspender el ingreso en prisión en tanto no haya resolución del Consejo de Ministros acerca de la medida de gracia.

En este escenario, conviene recordar también que la polémica se incrementó en su momento al hacerse público que varias decenas de entidades vecinales, sociales y culturales de Vigo remitieron cartas de adhesión a dicha petición de indulto, todas ellas con la misma redacción.

Desde el PP de Vigo se apuntó entonces que las asociaciones, que cobran subvenciones del Ayuntamiento, fueron presionadas por el gobierno municipal para remitir esos escritos y apoyar el indulto del exfuncionario.