Solicitan seis años de prisión para un hombre acusado de coaccionar a su expareja para que volviese con él

La Fiscalía apunta que se produjeron situaciones como hasta 33 llamadas en un día, llegando el acusado a intentar retenerla con expresiones como que solo saldría de allí con él en un ataúd

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra acoge esta semana un juicio en el que la Fiscalía solicita hasta seis años de prisión para un hombre acusado de coaccionar a su expareja para que volviese con él.

Los hechos, según recoge el escrito de acusación pública, se sitúan entre junio de 2017y julio del año 2019, período en el que ambos mantuvieron la relación. Durante esos meses se produjeron situaciones como hasta 33 llamadas en un día y, en una de las ocasiones, incluso llegó a intentar retenerla con expresiones como que solo saldría de allí con él en un ataúd.

En la misma línea, el Ministerio Público apunta que el acusado «no aceptaba el fin de la relación». Por este motivo, y «con el ánimo de perturbar la tranquilidad de su expareja sentimental y dominarla para que consiguiese volver con él», comenzó a decirle que «si no regresaba con él se iba a suicidar» o «que le iba a arruinar la vida y el trabajo».

En esta misma línea, el Ministerio público apunta también que el hombre cambió guardias para coincidir con ella, ya que él era técnico de emergencias y ella sanitaria del 061. En otro momento, relata la Fiscalía, se metió en su coche y le quitó el teléfono para que no pudiese avisar a nadie, pero la mujer consiguió tocar el claxon del vehículo y pedir ayuda.

Por estos hechos, el Ministerio Fiscal pide para el acusado la pena de seis años de prisión por dos delitos de coacciones graves. Además, solicita que no pueda aproximarse a su expareja sentimental, a su domicilio, a su lugar de trabajo o a cualquier otro lugar que sea frecuentado por ella en un radio no inferior a 500 metros.