Solicitan más de 3 años de prisión por un delito tributario para el apoderado de una empresa de Vigo

Ciudad de la Justicia.

El hombre «fingió» que ampliaba su campo de actividad a la compraventa de pescado, emitiendo facturas que no se correspondían con operaciones reales

El Ministerio Fiscal solicita casi tres años y medio de prisión para el apoderado de una empresa de Vigo al que acusa de un delito contra la Hacienda Pública en grado de tentativa y un delito continuado de falsedad en documento mercantil.

La vista, celebrada ayer en la macrosala de la Ciudad de la Justicia, se sentaron en el banquillo tanto el apoderado como otros dos acusados por la Agencia Tributaria, también vinculados a la red de sociedades a la que pertenecía la empresa donde trabajaba el primero de los procesados.

Según el escrito de acusación, el apoderado ejercía realmente como administrador de la empresa y manejaba sus cuentas bancarias de modo que, aunque la sociedad se dedicaba al pertrecho de buques, el hombre «fingió» que ampliaba su campo de actividad a la compraventa de pescado, emitiendo facturas que no se correspondían con operaciones reales.

Mediante esta forma de actuar, se emitieron casi una veintena de facturas a lo largo de 2015 por un valor total de 1,6 millones de euros. Al hacer las declaraciones del IVA, los documentos presentados por la empresa recogían el IVA soportado por esas facturas falsas, de modo que la sociedad reclamó a Hacienda la devolución de casi 136.000 euros. Según defiende la Fiscalía, la Agencia Tributaria devolvió a la empresa 26.289,84 euros, paralizando los trámites al detectar irregularidades.

Por estos hechos, se acusa al apoderado y a la sociedad de delitos intentados contra la Hacienda Pública, y en el caso del primero, también de falsedad documental. Para el apoderado pide un total de 3 años y 4 meses de prisión, además de la prohibición de optar a subvenciones o incentivos fiscales durante dos años y medio, misma prohibición que reclama para la empresa.