Smolov, Tinder o Salvación

Por: Jose María Sendra.

Fiodor Mijáilovich Smolov it´s a match. Todo lo que pido en este mes de febrero es que Mario Bermejo o algún inquilino de despacho en casa Celta le robe el móvil al internacional ruso y le prohíba tener instaladas aplicaciones para conocer gente.

Sinceramente la vida íntima de Smolov me importaba poco hace una semana, supongo que como a la mayoría de vosotros. A día de hoy, tras dos partidos en los que los pupilos de Oscar García han mejorado sustancialmente su juego pero no han conseguido traducir sus méritos en goles, el celibato del delantero de la preciosa ciudad de Saratov se ha vuelto fundamental para mi salud física y mental.

Juega el Celta. Juega porque Iago ya lleva semanas en su pico y Rafinha es un jugador descomunal, porque Okay ha decidido hacer acto de presencia, y porque la idea de Juego del entrenador de Sabadell comienza a materializarse. Pero la pelota no quiere entrar.

Se vio el sábado a un equipo mejorado. Tras 15 minutos de zozobra, el celta se plantó y comenzó a generar y diablos si generó. Escudado en un fantástico Ruben, tenemos portero al fin, se mantuvo en el partido en uno de los campos más difíciles de la liga. Entonces, Oscar olvidó donde estaba.

Con el equipo bien plantado y Aidoo ayudando y tapando los problemas del, digamos, voluntarioso Kevin, con Beltrán menos nervioso y Okay siendo ese jugador que sus condiciones fisicas nos hacen imaginar, Oscar olvidó a quién entrena, desesperado viendo que nuevamente el equipo merecía sumar tres se lió la manta a la cabeza retiró a Araujo  por Pione Sisto, fue valiente creyó en sus jugadores y en el trabajo que estaban haciendo, creyó que pione obligaría a Ferran a recular y que el campo se haría cuesta abajo, llegarían más ocasiones y con la calidad que atesoran los celestes arriba por fin llegaría el gol.

Olvidaron los  hermanísimos Garcia Junyent que este escudo lleva encima de la corona la inscripción: “el peor escenario posible sucederá”. Y un balón sin peligro llegó al voluntarioso Kevin y su control fue voluntarioso. Aidoo no pudo salir a taparle porque ya no había libre y toda la defensa basculó mal y al resto del equipo le cogió saliendo y Maxi la ganó y la peinó y hubo un gol partita y las caras de tonto se nos pusieron a todos otra vez.

Y como Santi Mina no está y empiezo a no esperarle, y al toro le esperaban en Brasil, mi mayor preocupación en este momento es que Fiodor Mijáilovich Smolov no se instale Tinder y entrene, se compenetre con Iago y Rafinha, tire desmarques y se quede mano a mano con algún portero. Fiodor, centrate solo 4 meses e irás a la eurocopa con la madre Rusia. Allí podrás volver a liberar esa pasión, ese fuego tuyo más latino que eslavo. Querido, te necesitamos.