Sergio, primera víctima en la ‘nueva normalidad’

Iván Villar es una de las opciones para la portería celeste. Foto: RCCelta

El portero se convierte en el primer lesionado del Celta tras la vuelta a los entrenamientos

El mundo entera miraba hacia Alemania el pasado fin de semana. Al menos, el mundo futbolístico. El nuevo experimento llamado a salvar la temporada -gradas vacías, goles sin abrazos y protocolos varios- se estrenaba, como no, en el corazón económico y social de la vieja Europa. Hasta cinco cambios por partido no evitaron, sin embargo, una jornada plagada de lesiones: 8 ocho futbolistas cayeron en ansiado regreso: Reyna y Thorgan Hazard, en el Dortmund; Rudy y Bebou, en el Hoffenheim; Todibo en el Schalke; Skjelbred en el Hertha; Gjasula en el Paderborn; y Marcus Thuram en el Gladbach.

A poco menos de un mes de que ese retorno se produzca en España, los clubes comienzan a vivir ya esta excepcionalidad vigente. Y el Celta, por supuesto, no iba a ser una excepción. Sergio Álvarez se ha convertido hoy en la primera víctima de esta ‘nueva normalidad’.

El portero se lesionó la rodilla durante el entrenamiento vespertino de ayer, y hoy ya no se ha ejercitado con el resto de sus compañeros en las instalaciones deportivas de A Madroa.

Sergio -que se encuentra en ese curioso club de futbolistas que finalizará contrato en mitad de la vorágine, el próximo 30 de junio-, se someterá en las próximas horas a una ecografía para conocer el alcance de su lesión.

Por ahora, Óscar García deberá elegir entre Iván Villar, tercer portero de la primera plantilla, y el serbio Dragan Rosic, fichado en el pasado mercado invernal para reforzar el filial, como opciones del que hasta ahora ha sido meta titular, Rubén Blanco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí