Rueda resalta que la Cuenta General ratifica que en 2021 Galicia cumplió un año más con los objetivos de déficit y deuda fijados en su presupuesto

Destaca que los datos avalan la buena “gestión” del Ejecutivo autonómico que permite “bajar impuestos y mantener la calidad de los servicios”

Resalta que la Comunidad gallega finalizó el ejercicio con un déficit del 0,15 % del PIB, cumpliendo con el objetivo recogido en el presupuesto, “a pesar de la situación excepcional derivada la pandemia”

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, informó hoy de que el Consello aprobó en su reunión de esta mañana la Cuenta General de la Comunidad Autónoma del ejercicio 2021, que demuestra “la buena gestión” del Ejecutivo autonómico, lo que permite “bajar impuestos y mantener la calidad de los servicios”.

En concreto, Rueda resaltó que la Comunidad cumplió los objetivos de déficit y de deuda pública recogido en su presupuesto, “a pesar de la situación excepcional en la que vivimos derivada de la pandemia”. El Gobierno gallego cerró el ejercicio con un déficit del 0,15% del PIB –muy por debajo “del 1% como máximo fijado”, señaló- y con una tasa de endeudamiento del 18,5%.

Además, el titular de la Xunta resaltó que “Galicia sigue siendo de las comunidades que tarda menos en pagar a los proveedores” y destacó que la Comunidad gallega fuera “líder en inversiones en el 2021, con casi el doble de gasto” que el promedio autonómico.

El conselleiro de Facenda e Administración Pública, Miguel Corgos López-Prado, presentó hoy en el Consello de la Xunta esta cuenta general, en que se indica que el resultado de Galicia en términos de contabilidad nacional cumple con el objetivo fijado por el Consello de Política Fiscal e Financeira (CPFF) para todas las administraciones autonómicas.

Además, en la Cuenta General se puede apreciar que Galicia, tal y como avanzó el presidente de la Xunta en la ronda de prensa, no solo fue de las comunidades autónomas que cumplió de nuevo los objetivos de déficit y de deuda, sino que lideró el tiempo de pago a proveedores. En concreto, durante lo 2021 el período medio de pago de Galicia fue de 15 días, frente a los 25 de promedio de las comunidades autónomas, lo que confirma que Galicia pagó de promedio sus facturas casi en la mitad de tiempo que el conjunto de las comunidades.

De esta forma, la Xunta de Galicia, un ejercicio más, es quien de compatibilizar altos niveles de ejecución, con grandes esfuerzos inversores y un ágil pago a los proveedores.

La Cuenta General muestra que en 2021 la Xunta fue capaz de conseguir una ejecución del presupuesto consolidado de gasto del 95,2 %, un indicador aún mayor -del 105,8 %- en el gasto corriente, que engloba todo el gasto social de la Administración gallega, especialmente el gasto sanitario, educativo y en el ámbito de los servicios sociales.

La Cuenta General de 2021 también refleja que Galicia consiguió un ahorro bruto de 864 millones de euros, que permitió incrementar el grado de inversiones de la Comunidad Autónoma sin recurrir al endeudamiento.

El máximo esfuerzo inversor

Galicia fue en 2021 la comunidad autónoma líder en inversiones. Según los datos oficiales del Ministerio de Hacienda, Galicia fue el pasado año a comunidad con mayor esfuerzo inversor –un 21,6 % del gasto no financiero-, frente al 11,6 % de promedio autonómico.

Con estos indicadores, el Ejecutivo gallego reafirma su apuesta por un modelo de crecimiento basado en el cumplimiento de los objetivos de déficit y de deuda, lo que permite tener mayor margen de gasto en las inversiones, reforzar el gasto social y pagar con más agilidad a los proveedores de la Administración.

La Xunta de Galicia remitirá ahora la Cuenta General al Parlamento y al Consello de Contas cumpliendo la normativa en vigor.