Rueda le demanda por carta a Sánchez que la Cumbre Ibérica priorice las infraestructuras que conectan Galicia y el Norte de Portugal, como el AVE Vigo-Oporto

Anuncia que esta petición de prioridades se le hará llegar “inmediatamente y por escrito” para que llegue a tiempo antes de que se celebre la XXXIII Cumbre Ibérica, en la que “lamenta que el Gobierno central no encontrara “la manera” de que participara Galicia, “una comunidad con una relación tan estrecha con Portugal”

Defiende que la conexión de alta velocidad tiene que ser una “prioridad” ya que fundamental para mejorar la competitividad de la Eurorregión

Entre las prioridades de la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal también sitúa el apoyo a la elaboración del Estatuto del trabajador transfronterizo

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, anunció hoy, tras la reunión del Consejo, que le va a demandar “inmediatamente y por escrito” al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que a XXXIII Cumbre Iberica -que se celebra mañana en Viana do Castelo entre los gobiernos de España y Portugal- “priorice” reforzar la cooperación transfronteriza entre Galicia y el Norte de Portugal, sobre todo en el que se refiere a las infraestructuras que conectan ambos territorios, citando expresamente a la conexión de alta velocidad entre Vigo y Lisboa.“Queremos que sea una realidad”, remarcó el mandatario gallego, quien manifestó la preocupación “del Gobierno gallego por la inconcrección” manifestada por el Gobierno central. “Dicen que sí, pero al mismo tiempo dicen que no hay prisa”, censuró ala la vez que se mostró crítico con la anualidad para 2023 de 30.000 euros de los Presupuestos Generales del Estado para esta obra. “Esto y nada es lo mismo”, esgrimió. 

Rueda recordó que el Gobierno gallego ha reclamado de forma reiterada al Ejecutivo estatal que se comprometa con la línea de alta velocidad entre Vigo yOporto para impulsar la competitividad y las sinergias entre Galicia y Portugal, al igual que está haciendo el Gobierno portugués. Por eso, insistió en la necesidad de que el Gobierno central impulse la salida sur de Vigo que sigue con el estudio de alternativas y sin planificación presupuestaria para su ejecución.Además, la Xunta pide que mientras no avancen las obras del AVE Vigo-Lisboa, se garantice y mejore el funcionamiento del tren Celta entre Vigo y Oporto es haya otras mejoras en las infraestructuras viarias como: la conexión transfronteriza por carretera por Macedo de CAvaleiro hasta la localidad ourensana de A Gudiña, además de un acuerdo internacional entre los dos países, España y Portugal, para el impulso y avance de una autovía internacional que comunique Celanova y Portugal y la construcción de una ciclovía en la ponte internacional de la Eurocidade Salvaterra-Monção.

Por otra parte, el presidente de la Xunta lamentó que no se invite a los Gobiernos de las comunidades limítrofes a esta cumbre. “Entendemos que las comunidades fronterizas y con una relación tan estrecha – como es el caso de Galicia- deberíamos estar representadas en este encuentro de alto nivel”, argumentó. De hecho, entre las demadas hoy acordadas en el Consejo de cara a esta cumbre ibérica, está apoyar la propuesta para que los presidentes de las regiones transfronterizas -tanto comunidades autónomas como la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Norte de Portugal (CCDR-N)- puedan estar presentes en las cumbres luso-españoles por su relevancia en las áreas abordadas en estos encuentros.

Estatuto del trabajador tranfronteirizo

La Xunta y la CCDR-N reclaman también avances en el futuro Estatuto del trabajador transfronterizo acordado en reuniones anteriores pero aun no implantado y con el que se pretenden mejorar las condiciones de trabajo y la movilidad de los trabajadores de la raya. Este asunto es de especial relevancia para la Eurorregión, toda vez que concentra más de la mitad del tráfico de vehículos de toda la frontera hispano-lusa con más de 14.000 trabajadores transfronterizos. En esta línea, Galicia y el Norte de Portugal confían en que se dé continuidad a la decisión de la Cumbre de Trujillo (Cáceres) del año pasado en vez de la propuesta del Gobierno español de sustituirlo por una guía informativa de mayor complejidad jurídica.

También se aboga por crear un régimen excepcional para la movilidad de los vehículos de los trabajadores transfronterizos y simplificar la movilidad de menores de edad que cruzan la frontera para intercambios culturales, deportivos o educativos.

Además, se solicita impulsar la promoción turística del Xacobeo y del Camino Portugués, junto con la ampliación de los ámbitos de cooperación entre entidades del sistema científico y tecnológico de la Eurorregión, y la creación de sinergias en los distintos ámbitos asociados a la transición energética, a la economía azul, a la gestión forestal o la gestión conjunta de áreas transfronterizas como la Reserva de la Biosfera Gerês-Xurés.

El Gobierno gallego confía en que la mayor parte de estas reclamaciones expuestas por la Eurorregión queden reflejadas también en las conclusiones del XXXIII Cumbre Ibérica de mañana.

Por otra parte, ya se está trabajando en la preparación de la participación de la Eurorregión en proyectos conjuntos con que optar a los fondos del Programa Interreg España-Portugal (POCTEP) 2021-2027. Este POCTEP VI-A supondrá una inversión de más de 427M€, un 11 % más que en el anterior período, 2014-2020, en el que la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal mantuvo el liderazgo en la captación de fondos en el contexto de la frontera hispano-portuguesa.