Rueda: «El gobierno de Vigo, cuando tiene un problema, intenta convertirlo en una polémica con la Xunta»

Presa de Eiras.

El presidente gallego pide a Caballero que «haga los deberes» en la ETAP de O Casal para garantizar el abastecimiento  

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, se ha referido hoy a uno de los temas de actualidad municipal ante la actual sequía que estamos padeciendo: la potabilizadora de O Casal. En este marco, el titular del Ejecutivo autonómico ha recordado, a preguntas de los medios y durante una visita al albergue de peregrinos de Palas de Rei, que la Xunta recordó hace «mucho tiempo» al Ayuntamiento de Vigo de las condiciones en las que se encontraba la potabilizadora de la ciudad y el gobierno local estaba advertido de que si llegaba un «momento de sequía» iba a tener «muchas dificultades» para garantizar el abastecimiento.

«No le llamaría polémica, pero es cierto que el gobierno de Vigo intenta, cuando tiene un problema, convertirlo en una polémica con la Xunta. En ningún caso puede ser así. La realidad es que hace mucho tiempo que se advirtió que la potabilizadora de Vigo, en las condiciones en las que estaba, si llegaba un momento de sequía, iba a tener muchas dificultades para poder funcionar y garantizar el abastecimiento», dijo Rueda a los medios de comunicación.

En este marco, el presidente gallego se ha preguntado «en qué han sido empleados» los 50 millones que los vigueses pagan al Ayuntamiento en tasas por el agua. «Desde luego, en arreglar la potabilizadora no», ha respondido, instando al Concello a «hacer los deberes y lamentando que «se empezó tarde» la obra para la ampliación y modernización de esta instalación hidráulica.

Fruto de este retraso, ha expuesto Rueda, la ETAP no puede garantizar ahora el abastecimiento con un volumen de agua embalsada del 40%, como sí pueden hacer otros municipios, al no poder la planta de tratamiento «trabajar de forma adecuada» con ese nivel de agua en Eiras, que podría alcanzarse en noviembre.

«Espero que esto sirva para que se pongan las pilas. Si creen que echarle la culpa a la Xunta va a solucionar el abastecimiento, les diría que no. Lo que soluciona es que hagan los deberes, y que los tuvieran hechos en tiempo y forma», ha concluido.