Rueda destaca que a partir de enero 20.000 dependientes que reciben atención en su domicilio contarán con un bono de 5000 € al año

Señala que los que viven en una residencia también recibirán un complemento de 1200 euros anuales

Adelanta que recibirán las cuantías de forma automática, sin necesidad de hacer ningún trámite adicional

“Si queremos que Galicia sea el mejor lugar para vivir también tiene que ser el mejor lugar para envejecer”, defendió sobre la necesidad de estas medidas

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, destacó hoy que los 20.000 dependientes que son cuidados en su domicilio comenzarán a recibir en enero un bono de 5000 euros al año. Así, ya en los primeros días del mes su ingreso mensual se actualizará conforme a la nueva cuantía. 

El titular del Ejecutivo Gallego visitó hoy en Rois, acompañado de la conselleira de Política Social e Xuventude, Fabiola García, el domicilio de dos potenciales beneficiarios de esta ayuda, Isaura y Guillermo, que recibirán de forma autonómica, sin necesidad de hacer ningún trámite adicional. Este bono va dirigido a todos los dependientes que están siendo atendidos en su hogar, sin importar el grado de dependencia o el nivel económico.  

De la misma forma, Rueda recordó que las personas con dependencia que vivan en una residencia recibirán, también de forma automática y en enero, un complemento universal de 1200 euros al año -100 euros al mes- que llegará, en este caso, a 10.500 beneficiarios. 

Galicia, mejor lugar para vivir y para envejecer

De este modo, el mandatario gallego destacó que a partir de enero más de 30.000 personas dependientes serán beneficiarios de estos 150 millones de euros que “son de absoluta justicia”, valoró. “Si queremos que Galicia sea el mejor lugar para vivir también tiene que ser el mejor lugar para envejecer”, defendió.

Gracias a estas iniciativas, Galicia se convierte en la primera comunidad que emprende el camino hacia universalización del sistema de cuidados de dependencia y avanza en el objetivo de que cada gallego pueda elegir libremente como envejecer. Para eso, se cuenta con la ayuda de ambos bonos, lo que evidencia el compromiso de la Xunta con la atención a las personas dependientes.

En este sentido, el presidente reclamó la misma implicación por parte del Gobierno central y apeló de nuevo a la necesidad de que asuma sus responsabilidades en esta materia y financie, tal y como está establecido, el 50 % del coste de los servicios, ya que actualmente solo se encarga del 30 %.